ANT no incrementará costos de sus servicios en este año
Más asaltos con violencia en Cuenca
Oferta en firme para venta del Banco del Pacífico de…
Hospital Eugenio Espejo abrió la primera clínica de …
Ecuador solicita formalmente su ingreso a la Alianza…
Presidente de Ecuador buscará en China un TLC y rene…
Los resultados que necesita Ecuador para clasificars…
Plazos y requisitos: Programa financia aplicación a …

Bicicletas públicas están sin uso en un galpón

La AMT no tiene directrices para saber qué hacer con el proyecto. Foto: EL COMERCIO

Quito tiene 26 estaciones y 543 bicicletas sin uso. Desde marzo del 2020 no hay servicio de la BiciQ. La Secretaría de Movilidad prevé retomar el servicio, pero con 200 unidades, aunque sin fecha definida. 

Ha transcurrido un año y poco más de siete meses desde que se dejaron de prestar las bicicletas públicas por la pandemia. Desde entonces, el Municipio solamente ha ensayado anuncios de fechas para retomar el servicio.

Durante la administración de Jorge Yunda, la Secretaría dijo que el sistema se reiniciaría en marzo pasado. Ahora, con la nueva Alcaldía, ofrece que “en los próximos meses”, se retomará con 120 bicis manuales y 80 eléctricas. 

¿Cuál es la situación de las bicicletas? Están a cargo de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT). Permanecen guardadas en un galpón en el parque Bicentenario. Las manuales no se usan y requieren mantenimiento. De las eléctricas, solo 70 están operativas.

Según Movilidad, el plan es que a corto plazo se reactive el subsistema “mientras se realiza el proceso de adjudicación del proyecto”. Una vez que se adjudique, el objetivo será concretar la automatización. 

La idea de automatizar el servicio viene desde la alcaldía de Mauricio Rodas. Como recuerda Sofía Gordón, exintegrante por los ciclistas de la mesa interinstitucional de Movilidad Sostenible, la contratación de un operador se ha caído al menos en tres oportunidades. 

El proyecto comenzó como BiciQ en agosto del 2012 con el exalcalde Augusto Barrera. Ponerla en marcha costó USD 1 080 000. Con Rodas se compraron las bicis eléctricas, pero no estuvieron siempre a disposición de los usuarios. 

Carlos Páez, exsecretario de Movilidad en la época de Barrera, comenta que el objetivo de la BiciQ era fortalecer un modelo multimodal de movilidad. Es decir, que las personas puedan completar sus viajes usando transporte público y la bicicleta. 

La AMT no tiene directrices para saber qué hacer con el proyecto. La delegación que le hizo la Secretaría de Movilidad fue declarada ilegal por la Procuraduría Metropolitana en el 2018. Desde entonces, la AMT no ha recibido una respuesta de la Secretaría sobre sus dos pedidos para recibir los lineamientos. 

No solo que no ha recibido una respuesta, sino tampoco una asignación presupuestaria. Por eso, según la AMT, no se efectúa ningún tipo de mantenimiento de las estaciones. 

Para la nueva administración de la Secretaría, tras la salida definitiva de Yunda, las acciones se encaminarán a fomentar y fortalecer los diferentes modos de transporte sostenible de cero emisiones para desincentivar el uso del vehículo particular. 

Actualmente existe una contradicción ya que, pese a que la red de ciclovías y los viajes en bici se incrementaron, la ciudad no tiene su proyecto de movilidad alternativa más importante: la Bicicleta Pública. 

Según la Empresa de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), en septiembre pasado (último registro), en el tramo norte diariamente se movilizaron entre 1 800 y 3 000 ciclistas. En el sur se desplazaron 1 400 ciclistas. 

Respecto a la ampliación de las ciclovías, desde junio pasado se han habilitado 15,5 kilómetros en dos tramos. El primero en la Amazonas, desde El Labrador hasta la Orellana.  

El segundo en el sur, en las calles Cóndor Ñan, Morán Valverde, Rumichaca, Solanda, Cardenal de la Torre y Teniente Hugo Ortiz. Con las vías exclusivas anteriores a junio, Quito tiene 73,5 kilómetros de ciclovía. 

Gordón comenta que un relanzamiento puede ser la oportunidad para pensar el servicio enlazado al trasporte público y al Metro de Quito. Por su parte, Páez dice que el servicio se puede retomar echando mano de la tecnología, por ejemplo, con el uso de rastreo satelital y de los teléfonos móviles.

Suplementos digitales