Defendiendo la maglia
El comercio decae por la alta inseguridad en Esmeraldas
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Dos productos frenan el TLC con México
Los planes de contingencia en mercados de Quito se a…
La justicia en Ecuador enfrenta cinco problemas complejos
Salud destina USD 20 millones para dotar de medicina…
Karla Kanora explora con la cumbia y la marimba

193 barrios de Quito tienen mayor incidencia de delitos y violencia

La Policía Nacional identifica las áreas problemáticas en la capital, teniendo como referencia los delitos recurrentes y los hechos violentos. Galo Paguay / EL COMERCIO

La Secretaría de Seguridad prevé la instalación de nuevas alarmas comunitarias, hasta fines de marzo. En total serán 500 este año. El diseño de ese plan arrojó un dato importante: en Quito hay 493 barrios con mayor incidencia de delitos y violencia.

La definición de los barrios con más problemas en seguridad se elaboró con datos recabados por el Observatorio de Seguridad Ciudadana y las alertas que recibe el 911. Así lo explicó Guido Núñez, director de Seguridad de la Secretaría.  

En la Kennedy, Las Casas y Comité del Pueblo, en el norte, la incidencia en robo de carros es alta. En el sur aparecen barrios como la Gatazo y San Martín, durante 2021. 

En lo relacionado con robo a autopartes y accesorios, las zonas que se muestran con una alerta alta son La Carolina, La Pradera e Iñaquito, en el norte. En el sur están áreas como La Magdalena, aunque con un nivel medio de incidencia.     

Las alarmas comunitarias no han sido actualizadas desde 2012. En ese año se comenzó la colocación de 1 260. Sin embargo, su tecnología ya no responde a las necesidades actuales y por eso también serán actualizadas.  

En el barrio La Kennedy, los moradores han optado por la colocación de alarmas y anuncios de videovigilancia en el ingreso a cada cuadra. Eso ocurre en calles como la César Dávila Andrade. 

Edison Mármol, morador del sector, cuenta que los asaltos ocurrían al menos una vez a la semana antes de la pandemia. Por eso se organizaron dentro de la cuadra para colocar la alarma. 

En los barrios con mayor incidencia, según Núñez, el robo es el delito más recurrente. Sin embargo, también se enfocarán en los casos de violencia, entre los cuales se incluye la intrafamiliar.  

La Policía Nacional, además, define áreas problemáticas con base en los delitos recurrentes y en los hechos violentos.  

Hay 17 zonas con mayor incidencia de hechos violentos. Entre ellas, la Policía tiene identificadas a Iñaquito, en el norte, y a La Ecuatoriana, en el sur. Respecto a las zonas crónicas por recurrencia de delitos, la Policía tiene identificadas a sectores como La Marín y La Magdalena.   

A finales del 2021, Gissela Gordón acudió al Centro para hacer unas compras. Recuerda que el día que asistió había mucha gente circulando, sobre todo en la calle Chile. De un momento a otro ya no tenía su celular. 

“No sabría decir en qué momento me robaron. Pero creo que el único momento posible fue al subirme al bus en el Playón de la Marín, mientras otras personas también intentaban ingresar”, contó. 

Fernando Vaca, jefe de Operaciones en Quito de la Policía, con base en los datos entre el 1 y el 14 de enero, dijo que el robo a personas es el delito más recurrente. Explicó que esto ocurre bajo la modalidad de “escaperos” o “descuideros”. 

El Distrito Eugenio Espejo, es decir, en el norte de la ciudad, es el área en la que más delitos se han reportado. En los primeros 14 días de este año ocurrieron 124. Le sigue Quitumbe, con 77. 

Además de la zona Eugenio Espejo, según Vaca, el 82% de los delitos se cometen en los distritos Manuela Sáenz (centro), La Delicia (norte) y Eloy Alfaro (sur). 

Ambas instituciones coordinan acciones en los sectores problemáticos. Según la Secretaría de Seguridad, en febrero se realizarán reuniones con la participación de la Policía y los Comités de Seguridad en los barrios. 

Así, según Núñez, se podrán establecer acciones de cada entidad según su competencia. En el caso de la Policía, a decir de Vaca, también se retomarán los operativos Rayo de Quito, que iniciaron en noviembre de 2021. 

Por parte del Municipio, está también en marcha un proyecto para establecer un solo modelo para la videovigilancia.

Según Núñez, hay entidades del Cabildo que cuentan con cámaras, pero se usan solamente para movilidad o transporte. 

Explicó que el objetivo es unificar bajo un solo modelo el uso de las mismas para que, además de las necesidades de cada entidad, se puedan utilizar para seguridad ciudadana. Esto fue presentado al ECU 911, ya que será el encargado de gestionar las atenciones.