Nueva Ley plantea fusión de BanEcuador y CFN
Plan Nacional busca recuperar los aprendizajes y niv…
El Centro de Desarrollo Comunitario de Llano Chico e…
El número de presos asesinados en Guayaquil asciende…
Policía evacuó a seis cocineros de la Penitenciaría …
Municipio de Quito recibió más ingresos este 2021
24 presos asesinados en una nueva masacre en la cárc…
Juez de EE.UU. avala que el expresidente Alejandro T…

En el barrio Monjas Orquídeas, en Quito, se realizó un simulacro ante posibles desastres naturales

Los simulacros son parte del plan de voluntarios Quito Listo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los simulacros son parte del plan de voluntarios Quito Listo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los simulacros son parte del plan de voluntarios Quito Listo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Un simulacro de evaluación por desastres naturales se realizó la noche de este viernes 2 de marzo del 2018 en el sector 5 del barrio Monjas Orquídeas, ubicado en el centro oriente de Quito.

Este fue convocado por la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía. Un día antes del evento, funcionarios de municipales realizaron charlas de capacitación en las que enseñaron a los moradores a prepararse ante posibles eventos naturales.

Gloria Lanas vive en Orquídeas. A su juicio, los simulacros son una gran alternativa para que la gente se prepare ante desastres naturales. “Estamos prevenidos. Ya sabemos lo que debemos hacer”.

Lo mismo opinó Enrique Sevilla, propietario de un bazar. “La gente se acostumbra ante eventos sísmicos. Debemos aceptar que Quito se ubica en un sitio vulnerable”. Esta noche, él participó en el simulacro con su mascota. “No le podemos dejar sola”.

Juan Zapata, secretario de Seguridad y Gobernabilidad del Municipio, estuvo en el ensayo. Contó que los simulacros son parte del plan de voluntarios Quito Listo. Este cuenta con más de 1 500 y 40 comités.

“Es un trabajo de hormiga. Debemos entender que Quito es altamente vulnerable. Debemos aprender a convivir con el riesgo. Somos propensos a cualquier tipo de catástrofes, excepto tsunamis”, precisó Zapata.

Ante eso, el objetivo es que los voluntarios Quito Listo o brigadistas sean los encargados de guiar y colaborar con la gente si se presentan desastres naturales.

Para junio -añadió Zapata- se espera un simulacro más grande con toda la gente que vive en Monjas Orquídeas. Y al final del 2018 se planificará otro en toda la ciudad.

En otros barrios de la urbe se practicaron simulacros similares como el Portal de Guajaló, el Comité del Pueblo, entre otros.

En este fin de semana se programaron otros simulacros. Serán en Quitumbe, Calderón y La Delicia.

Serán bajo el mismo esquema. Se activa la alarma comunitaria y todos los vecinos se concentran en un sitio abierto para evitar peligros.

Suplementos digitales