Jueces analizan si Jorge Glas regresa o no a prisión
Cuarteles de Policía, en alerta máxima por explosion…
Audiencia por caso Llori se dará sin participación d…
José Luis Cortázar fue un hombre de confianza de Correa
Canadá investiga 17 posibles casos de viruela del mo…
Hombre escapa de centro de rehabilitación para matar…
Carros bomba en Esmeraldas: Cinco personas están detenidas
Tras recibir trasplante de médula, Mario necesita un…

Banderas de luto en La Mariscal por los nuevos horarios de atención

Los propietarios de los locales de diversión, en La Mariscal, colocaron banderas negras como protesta ante la afectación por los nuevos horarios. Foto: Mayra Pacheco/ EL COMERCIO

Los propietarios de los locales de diversión, en La Mariscal, colocaron banderas negras como protesta ante la afectación por los nuevos horarios. Foto: Mayra Pacheco/ EL COMERCIO

Los propietarios de los locales de diversión, en La Mariscal, colocaron banderas negras como protesta ante la afectación por los nuevos horarios. Foto: Mayra Pacheco/ EL COMERCIO

Los dueños de los locales comerciales de La Mariscal, en el norte de Quito, están inconformes con los nuevos horarios de atención que rigen desde la semana anterior. Este martes 26 de mayo del 2015, un grupo de personas realizó una manifestación en el exterior de la Agencia Metropolitana de Control del Municipio, ubicada en las calles Pinto y Juan León Mera, para solicitar que se reconsidere esta medida.

Patricia Benavides, propietaria de un local de comida rápida, comentó que desde el 21 de mayo están trabajando de 10:00 a 23:00. Esto es tres horas menos de lo que acostumbraban.

Los locales de comidas, como el de Benavides, atendían de 10:00 a 02:00. Pero esto cambió. Personal de la Agencia Metropolitana de Control y de la Policía Nacional supervisa que se cumplan los horarios.

Según Benavides, el ingreso económico de los trabajadores del sector se ha visto perjudicado.

Los dueños de los bares tienen también nuevos horarios que cumplir. En este caso, pasaron de atender de 10:00 a 02:00 para abrir sus puertas de 17:00 a 02:00.

Diego Vásquez, morador del sector quien trabaja en un centro de computación, mencionó que se ha reducido el movimiento de personas. Y, por consiguiente, las ventas han bajado.

Por ejemplo Hamid Bajrami, quien atiende en un local de comida, contó que ahora vende USD 15. Cuando cada día ese valor superaba los USD 40.

Durante un recorrido realizado esta tarde del 26 de mayo, La Mariscal tenía una menor afluencia de gente que lo habitual, con excepción de la Plaza Foch, donde rigen otro tipo de disposiciones. Incluso, algunas personas colocaron banderas negras en los locales.

Los comerciantes de la zona, afectados por los nuevos horarios, anunciaron que seguirán protestando hasta obtener una respuesta a su pedido.