Policía decomisó 25 kilos de marihuana en Pelileo, T…
Elecciones en Honduras se realizaron con normalidad
Quito se festeja con vóley en La Vicentina
Bandera de la diversidad, en exterior de la Basílica…
Venezuela se solidariza con Perú tras terremoto
Siniestro de tránsito en la vía a Pallatanga dejó un…
Filipinas restringe la entrada a viajeros extranjero…
Suben a cuatro los heridos y a 867 los damnificados …

Las aglomeraciones siguen en aumento en el Centro Histórico Quito

Cientos de personas circularon ayer, 18 de diciembre del 2020, por las calles Chile, García Moreno y Benalcázar. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Cientos de personas circularon ayer, 18 de diciembre del 2020, por las calles Chile, García Moreno y Benalcázar. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Cientos de personas circularon ayer, 18 de diciembre del 2020, por las calles Chile, García Moreno y Benalcázar. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los operativos para evitar aglomeraciones y robos se intensificaron en el Centro Histórico de Quito.

Ayer, 18 de diciembre del 2020, los agentes metropolitanos recorrieron las calles angostas y plazas empedradas del casco colonial. Su objetivo es controlar las ventas ambulantes y tumultos que se incrementaron en un 40% con relación al fin de semana del 11 de diciembre, según la Agencia Metropolitana de Control (AMC) del Municipio.

Los agentes caminaban por las calles y los vendedores que estaban allí se marchaban rápidamente; quedaban a unos 50 metros de distancia de los municipales. Si estos seguían con su ronda, los comerciantes informales volvían a tomar su lugar afuera de las iglesias, en las esquinas, calles peatonizadas y plazas.

Para la Alcaldía, el control que ejercen los uniformados se enmarca en un plan que busca mejorar la seguridad ciudadana: evitar robos y promover el cumplimiento de las medidas de bioseguridad. Todo esto en medio de las ventas navideñas y las estrategias de los negocios de captar más clientes.

Julia Armas es dueña de una bodega de dulces ubicada cerca de la iglesia de San Francisco. Cuenta que en las últimas semanas, las ventas se han incrementado ligeramente, sin embargo no se comparan con el año pasado.
“Antes pedimos 50 o 60 pacas de productos. Hoy no podemos pasarnos de las 10 pacas”.

Afuera de su tienda los agentes hacen sus rondas. También hay la presencia de funcionarios de la AMC y de la Intendencia. A este plan se suman policías y militares. Estos últimos están a cargo del control de armas y de evitar los robos.

Ayer, por ejemplo, los soldados realizaron operativos en el centro y en el sur: Guamaní, Chillogallo y Quitumbe.

También se vigila zonas del norte como Cotocollao, Iñaquito, Calderón, Tumbaco, donde se registra un incremento de tumultos.

Para Jorge Páez, dueño de un local de repuestos de electrodomésticos en el Casco Colonial, el control cae en el exceso. Cuenta que ha sido sancionado por la AMC con dos salarios básicos (USD 800).

“Me multaron por no tener un registro de la temperatura de mis empleados. Están bien estas iniciativas, pero con las multas ahogan a los pequeños comerciantes que estamos literalmente sobreviviendo”.

Anteanoche, la Secretaría de Seguridad desarrolló un operativo interinstitucional en El Panecillo. El despliegue se centró en contravenciones como mal uso de mascarillas, aglomeraciones, porte de armas, infracciones al límite de aforo.

Se emitieron cuatro actos sancionatorios por mal uso de mascarilla y por no contar con la Licencia única para el ejercicio de actividades económicas (LUAE).

Suplementos digitales