Adultos mayores esperan sentados su turno de vacunación del IESS en Quito

El personal médico preguntaba constantemente a los vacunados cómo se sienten. Foto: Julio Estrella / El Comercio

Sillas y carpas se colocaron en los patios del Centro de Especialidades Sur Occidental del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), ubicado en La Magdalena, al sur de Quito. Ahí se desarrolló con normalidad la jornada de vacunación contra el covid-19 este domingo 09 de mayo del 2021, en el marco del Día de la Madre y del tercer domingo de confinamiento, mientras rige toque de queda en la ciudad.  

Las largas filas registradas en días pasados no se observaron este domingo en el vacunatorio del IESS. Pasadas las 11:00, seis personas formaron una fila en el exterior para ingresar, mientras la mayor cantidad de ciudadanos de 65 años en adelante permanecieron sentados bajo las carpas, esperando para ser inoculados.  

Ahí los adultos mayores recibieron agua y jugo para acompañar la espera. Trinidad Utreras fue una de alrededor de 500 que llegan a diario a ese punto de vacunación. Mientras espera cuenta que se siente más tranquila, aunque vacunarse, reconoce, no implica descuidarse del cumplimiento de las normas de bioseguridad.  

La mujer de 74 años permaneció acompañada de su hija, Marianela Saraguro, quien asegura que la atención ha mejorado en comparación con los primeros días de vacunación.  

Lo mismo opina Jeanneth Chiquillangui, quien acompañó a su madre, Ligia. Ellas llegaron a las 09:00 y esperaban por más de una hora, sin embargo, Jeanneth dijo que observa fluidez en el proceso y que “lo importante es que los adultos mayores puedan estar sentados”. 

En este vacunatorio la atención con cita es de lunes a domingo, de 08:00 a 17:00. No siempre hay un mismo flujo. Mailín Encalada, subdirectora nacional de Vigilancia y Gestión de la Información del Seguro General de Salud explicó que esto varía cada día. “Cuando son flujos rápidos es porque las personas respetan el día y la hora de su cita”. 

Cinco brigadas aplican las vacunas en este centro. El proceso consiste en la verificación de la cita. Luego, bajo las carpas el personal médico toma los signos vitales a los adultos mayores, antes de la aplicación del biológico, que este domingo fue el de la farmacéutica Pfizer. Luego de recibirlo los ciudadanos ingresan a una sala de observación posvacunal, que se adecuó también bajo carpas, en el patio trasero. Ahí esperan 30 minutos, junto a personal sanitario que controla signos vitales, y observa a los vacunados.  

Proceso de vacunación contra el covid-19 en el sur de Quito. Foto: Julio Estrella / El Comercio

En esta zona, el personal médico pregunta constantemente a los vacunados cómo se sienten. A los hipertensos les toman la presión y además les recuerdan la fecha de su cita para la segunda dosis de la vacuna.  

En esa área permaneció Luis Ruales. “Es un alivio, por fin ese bicho al menos no me hará mucho daño”, dijo el hombre de 70 años. Durante este año de pandemia, contó, ha cumplido sus labores en una empresa privada, pero con mayor cuidado.  

En total Ruales estuvo cerca de dos horas en el centro de vacunación. “Me parece un tiempo adecuado. Hoy ha fluido muy bien, porque de lo que veía en las noticias sobre días anteriores, casi que no vengo, pero hoy estuvo muy bien organizado”. 

De acuerdo con los datos del Plan Vacunarse, con corte al 07 de mayo del 2021 en el país se ha vacunado a un total de 1 245 822 personas. De esa cifra, 981 620 recibieron la primera dosis y 264 202, la segunda. 

#ATENCIÓN | “Algunas personas se asustan”. Enfermero que trabaja en brigadas de vacunación contra el #covid19 del IESS da su testimonio » https://bit.ly/3xXwKPK

Posted by El Comercio on Saturday, May 8, 2021