1 de August de 2012 00:01

425 bicis públicas se integraron a las vías

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En su primer viaje en el programa de la Bicicleta Pública, César Sandoval estrenó la número 397. Un vehículo especialmente diseñado para recorridos urbanos. En total son 425 bicicletas distribuidas en 21 estaciones entre Santo Domingo y el sector de La Y.

En su primer viaje partió desde el parque Julio Andrade Marín, en el sector de La Mariscal. Ahí se realizó el acto de inauguración del proyecto que busca promover a este medio como una alternativa de transporte cotidiana.

Hasta ayer, había alrededor de 1 100 personas inscritas. Carlos Páez, secretario de Movilidad, explicó que los primeros 2 500 inscritos no pagarán el uso de la BiciQ durante el primer mes. Jaime López, coordinador del proyecto, acotó que si en el primer mes se completan 25 horas de uso, la inscripción anual será gratuita.

El alcalde Augusto Barrera dijo que la seguridad de los ciclistas depende de la convivencia respetuosa entre conductores, peatones y ciclistas. “Pido a todos los jóvenes a que defendamos el derecho a ser peatones y ciclistas”.

Carlos Tacuri, de Construbicis, explicó que el diseño de las 425 bicicletas públicas fue especialmente concebido según la topografía de la ciudad y la estatura promedio de los quiteños. Este pesa 30 libras y puede ser conducido por personas entre 1,50 y 1,75 metros de estatura.

Según la Encuesta de Movilidad, a diario en Quito se realizan 13 206 viajes en bici. Esto representa el 0,25% de los 5 199 984 viajes que se hacen en diferentes medios de transporte.

Para Galo Cárdenas, presidente de Biciacción, el proyecto refuerza la presencia de los ciclistas en la vida cotidiana de la ciudad.

Aseguró que aún hace falta mejorar la señalización, infraestructura y educación para garantizar la seguridad de los actores viales.

Tras la inauguración, el Alcalde recibió uno de los primeros carnés de la BiciQ y se embarcó en una caravana hacia el Ministerio del Deporte. Los concejales Norman Wray, Jorge Albán, María Sol Corral, Elizabeth Cabezas y Luisa Maldonado también hicieron un recorrido de prueba.

Con la bici azul 397, Sandoval recorrió por las diferentes calles de la ciudad. Su destino era el Banco Central, en San Blas. Antes de empezar a pedalear revisó la altura y los frenos. Una vez embarcado partió junto a otros usuarios por la calle Carrión. Entre el tránsito vehicular la bicicleta se desplazaba en silencio y con ligereza. La congestión de la av. Amazonas fue rápidamente superada utilizando la ciclovía.

En Quito hay 63,6 km de vías para el tránsito de ciclistas. El alcalde Barrera aseguró que este año se habilitarán 20 kilómetros más. Explicó que se trabaja en la integración con las ciclorrutas interparroquiales (Luluncoto-Chaquiñán, San Patricio-Lumbisí y Lumbisí-Guangopolo). En el Parque de la Ciudad, donde funciona actualmente el aeropuerto, también se construirán 8 km exclusivos para bicicletas.

En cada intersección Sandoval hacía sonar el timbre instalado en el manubrio. Eso hacía que los conductores de vehículos y peatones se mantuvieran atentos al tránsito de las bicicletas. Sin embargo, había conductores que no respetaban el derecho de vía.

Sandoval tiene 63 años y hasta ahora usaba la bicicleta por recreación durante los fines de semana. “Ahora se la puede usar incluso entre semana en recorridos cortos”. Frente al Palacio de Justicia, en la av. 6 de Diciembre, había motocicletas estacionadas sobre la ciclovía que dificultaban el paso. Hasta la estación del Banco Central, el viaje duró 15 minutos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)