16 de August de 2012 00:56

30 jóvenes se alistan para proyectos municipales

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Treinta bachilleres del colegio Técnico Pedro Echeverría reciben capacitación en los procedimientos prácticos de la soldadura, a través de ConQuito y con el apoyo de la Secretaría Técnica de Capacitación y Formación Profesional.

Los jóvenes aplicarán sus conocimientos en proyectos municipales como la ‘Zona Franca’, que cubre la administración de Tumbaco, debido a la gran demanda de bienes y servicios que le será requerido por el nuevo aeropuerto de la capital.

El capacitador del curso, Víctor Hugo Caicedo, tiene más de 36 años de experiencia. Es el encargado de instruir a los 30 jóvenes. Está inscrita solo una mujer. Los asistentes han sido distribuidos en dos grupos que reciben la capacitación diariamente desde el 16 de julio pasado, que estudian en los talleres del Colegio Don Bosco, en donde hay la maquinaria necesaria.

Entre los temas que abordan en la capacitación están el manejo de las fuentes de poder, que son las máquinas soldadoras, la nueva generación y las máquinas electromecánicas que permiten trabajos mejor finalizados y son más eficientes y económicas en cuanto a consumo de energía.

El proyecto ha facilitado a los jóvenes el acceso a conocimientos sobre fuentes de equipos, gases, soldadura en materiales como placas y platinas tanto en acero al carbono como en acero inoxidable. Luego pasaron a estudiar computación básica y seguridad industrial, y más tarde soldadura de tubería en acero al carbono y acero inoxidable. La idea es que los trabajos sean prácticos y aplicados a la empresa o industria.

José Guachamín, de 18 años, es uno de los jóvenes que se está capacitando. En su opinión, los conocimientos que tienen los instructores son fabulosos. “Aquí estamos practicando y venimos a trabajar”. El joven también recuerda que técnicos de ConQuito visitaron hace varios meses su colegio en Lumbisí y les explicaron sobre el proceso.

Rubén Guamán es otro potencial técnico soldador. Esta formación lo ha llevado a conocer de cerca todo un mundo nuevo de posibilidades de crecimiento personal y profesional. “Sabíamos que existían máquinas así, pero nunca antes la habíamos visto ni utilizado”. El apoyo de sus padres es un incentivo que lo mantiene constante en esta labor.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)