18 de July de 2012 00:02

18 horas de angustia en el Pasochoa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un poncho y una poma de agua fue lo único que cargó Verónica Loachamín. La desesperación por encontrar a sus dos hermanos Ricardo (19) y Bryan (15) la empujó a ascender al volcán Pasochoa. Los jóvenes son parte del grupo de 14 personas que se perdieron la tarde del lunes y fueron hallados ayer a las 10:30, por socorristas de los Bomberos y miembros de la Policía Nacional.

Verónica, la única mujer, lideró a las cinco personas civiles que se unieron a la búsqueda, sin apoyo de los uniformados. Ella amaneció en el punto de información de la reserva, ubicado a 5km de la parroquia Amaguaña, de donde son oriundos los excursionistas.

Verónica recibió una llamada a las 16:30. Uno de los jóvenes que participaba en el paseo le informó que no sabían cómo regresar. El grupo estaba integrado por primos y vecinos. Todos viven en el barrio Yanahuayco.

Verónica y el resto de familiares llegaron a las 21:00 del lunes, a la reserva. La última vez que se comunicó con su hermano Ricardo fue a las 02:30 del martes. “Dijeron que estaban con frío y con hambre”. Los bomberos informaron que ubicaron su paradero por una fogata, pero hasta la mañana no los encontraban. Por eso decidió subir por su cuenta.

[[OBJECT]]


En el punto de información solo esperaban mujeres. Sus esposos, hermanos, sobrinos y otros familiares ascendieron a las faldas del volcán con las tres patrullas de los bomberos, que peinaron la zona toda la noche.

Rocío Tipán, madre de Nicole Gualotuña, de 10 años, tenía los ojos llorosos. Cada vez que llegaban bomberos o policías se les acercaba en espera de noticias. Al no tener respuesta no contenía el llanto. Nicole es su única hija. Ella no sabía que iba al Pasochoa, le pidió permiso para salir a pescar. Estaba preocupada porque solo vestía una licra y una chompa delgada. Con voz entrecortada contaba que a las 18:30 le llamó su hija y le avisó que estaba en una montaña y no sabía cómo salir.

Susana Gualotuña esperaba noticias de su hijo Mauricio Suntaxi y de sus dos nietos: Willian y Nicole Suntaxi. Ellos debían regresar a las 16:30. Su hijo le llamó y le dijo que subieron al Pasochoa por la ribera del río Sambache, que no ingresaron por el punto de control de la reserva porque pensaban que debían pagar. Estaba angustiada porque no llevaron alimentos. María de los Ángeles Simbaña, jefe de Área de la reserva, confirmó que no ingresaron por la zona autorizada.

[[OBJECT]]


A las 10:30, el teléfono celular de Sonia Criollo no dejaba de timbrar. Eran sus familiares y amigos para darle ánimos, pues su hija Estéfani Tipán, de 15 años, era parte del grupo extraviado. “Me dijo que solo iba a pescar, pensamos que en Amaguaña”.

Nancy Toapanta cargaba con un paño a su bebé de cuatro meses. Ella envió con su esposo una botella con agua de anís para que le entregaran a su hijo mayor, Jaime Guachamín, y a su sobrino Joel Toapanta, cuando los encontraran. Cerca de las 16:00, los socorristas llegaron con los jóvenes al refugio. El drama terminó.

El rescate
Tres patrullas  de unos 15  bomberos peinaron  la zona desde la noche del lunes. El grupo de Luis Gualo encontró a los  jóvenes en la montaña.   
El Grupo  de Intervención y rescate GIR participó en las tareas de búsqueda. En un bus llegaron 51  uniformados.
Los dos helicópteros  del Servicio Aeropolicial  también apoyaron en el operativo. Allí se transportaron alimentos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)