17 de January de 2012 00:03

14 vías de la ciudad se inundan con facilidad durante los aguaceros

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la ciudad se han identificado 14 vías en las cuales se reporta, con mayor frecuencia, acumulación de agua, como consecuencia de los fuertes aguaceros.

Según la Secretaría de Movilidad, la excesiva cantidad de agua, el taponamiento de sumideros, deslaves, entre otras causas, son las principales razones. La consecuencia de esos problemas se refleja, principalmente, en la congestión vehicular y en el incremento en el riesgo de accidentes en estas vías.

Durante el aguacero del martes pasado, la avenida Teniente Hugo Ortiz mostró su vulnerabilidad. A lo largo de la transitada vía, se registraron inundaciones en los sectores del Quicentro Sur, Registro Civil, Ciudadela Internacional y Quimiag. Personal del Cuerpo de Bomberos acudió al sector para tratar de destapar los sumideros. Algunos conductores optaron por tomar vías alternas. Otros atravesaron la zona inundada.

En el sur, otros sectores donde generalmente se registra acumulación de agua en la calzada son La Magdalena y El Recreo, especialmente en el acceso sur de la Estación Sur del Trolebús. En el Centro, las vías más vulnerables son el túnel de San Diego, la calle 5 de Junio y la av. Velasco Ibarra.

La acumulación de agua en las vías obliga a los conductores a reducir la velocidad de circulación, lo cual traba el tránsito en los puntos afectados. Entre los conductores también es común observar maniobras bruscas y frenazos, los cuales generalmente se producen al tratar de esquivar un obstáculo o un bache en la vía.

Cuando se conduce bajo la lluvia hay que mantener una distancia prudencial con respecto al vehículo que va adelante. La lluvia sobre el pavimento reduce la adherencia de los neumáticos. Por esa razón hay que evitar los frenazos y maniobras bruscas.

Para que otros conductores y los peatones adviertan la presencia del vehículo hay que encender las luces medias.

En los lugares donde la acumulación de agua es moderada, es un error no reducir la velocidad. El paso de los vehículos salpica el agua acumulada hacia las aceras mojando a los transeúntes que circulan por allí.

Gabriela Pozo contó que cada vez que llueve y tiene que caminar por el sector de la parada Ajaví del trole, en la av. Teniente Hugo Ortiz, prefiere hacerlo pegada a la pared. “Los choferes ven que hay un charco cerca de la vereda y gente caminando, pero aun así no bajan la velocidad”.

En el norte de la ciudad, a causa de las lluvias, se forman largas filas de carros de hasta de 1 kilómetro en las principales avenidas, según Danilo López, policía del Grupo de Tránsito de Pichincha.

Los puntos conflictivos para la circulación vehicular detectados desde la av. Naciones Unidas hasta la Mitad del Mundo, área de influencia en la cual opera el Grupo de Tránsito, son los intercambiadores de El Labrador y La Y.

También se identificaron problemas en vías como la Jipijapa, en el túnel Oswaldo Guayasamín y en los pasos deprimidos de la Universidad Central y el de la Tarqui y 10 de Agosto. Las avenidas Occidental y Simón Bolívar también son vulnerables.

El pasado 16 de abril se registró la inundación más fuerte en La Y. Allí quedaron atrapadas dos unidades del trolebús. A los pasajeros se les rescató en botes.

López indicó que por la lluvia, los semáforos sufren desperfectos, lo cual caotiza más la situación del tránsito. En estos casos, la Policía dispone que los patrulleros vigilen los intercambiadores y monitoreen la fluidez en la circulación. Si el agua rebasa las veredas, son los primeros en alertar a los bomberos. Enseguida se activa el plan de desvío por las calles aledañas, para evitar incidentes.

En el mapa de susceptibilidad a movimientos de masa, de la Secretaría de Seguridad, se han identificado como barrios de mayor vulnerabilidad a La Vicentina Baja, Paluco, San Francisco de Miravalle y La Colmena. También a La Libertad Baja, San Juan, la Garzota y Buenaventura.

El Cuerpo de Bomberos cuenta con 19 estaciones de emergencia distribuidas en el Distrito, vehículos de intervención rápida, equipos para atender inundaciones como bombas de succión y herramientas de uso manual en deslizamientos y derrumbes.

Las recomendaciones

Durante  la época invernal se recomienda mantener limpios los sumideros y desagües para evitar la obstrucción.

Los conductores  deben evitar circular por los pasos a desnivel. Es preferible planificar los viajes utilizando vías alternas.

Evite colocar  materiales de construcción y desechos en la vía pública, ya que pueden ser llevados por el agua y taponar las alcantarillas.

En caso de que  observe  una vía inundada repórtelo  a los números de emergencia. Al 911 de la Central de Atención Ciudadana y 102 de los Bomberos.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)