25 de September de 2009 00:00

Quito y Bogotá restablecen su nexo comercial

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Olga Imbaquingo. Corresponsal en Nueva York, y El Tiempo, GDA

Fue en el quinto diálogo entre los  cancilleres de Ecuador, Fander Falconí, y de  Colombia, Jaime Bermúdez, que salió humo blanco para el reinicio de las relaciones diplomáticas entre Ecuador y Colombia.

Puntos del acuerdo
Los dos gobiernos   propondrán los mecanismos para mejorar la situación humanitaria de los ciudadanos y ciudadanas colombianas en condición de refugio en territorio ecuatoriano. Colombia proveerá, junto con otras naciones y organismos, el apoyo apropiado en fondos y servicios para sus nacionales en condición de refugio.
Los asuntos legales    en trámite ante los organismos internacionales competentes, no serán objeto de discusión en este proceso de diálogo, a menos que las dos partes así lo acuerden. 
Los gobiernos   de Colombia y Ecuador reconocen la importancia de avanzar en la Agenda Positiva y acuerdan reactivar las Comisiones de Vecindad. Valoran los lazos de hermandad y manifiestan su voluntad de construir una nueva relación bilateral, basada en el respeto mutuo y la colaboración eficaz para el desarrollo de sus respectivas potencialidades, la lucha contra las amenazas comunes y la consolidación de la paz. 11. Agradecen la colaboración prestada por el Centro Carter y la OEA  en el proceso de acercamiento y normalización de  sus relaciones.

Ambos ministros anunciaron anoche en Nueva York que los presidentes Correa y Uribe ordenaron que ese mes se designen a los encargados de negocios.

Altas fuentes de la cancillería colombiana y ecuatoriana aseguraron que la figura de los encargados de negocios significa el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, “porque se restablece el diálogo a nivel de embajadas”.

El canciller colombiano Jaime Bermúdez y su homólogo ecuatoriano Fánder Falconí se pronunciaron tras una reunión a puerta cerrada en la embajada de Ecuador en la la ONU.

Bermúdez dijo que quedó establecido un “diálogo directo” entre ambos gobiernos. Los cancilleres agregaron que se trabajará sobre una hoja de ruta de 11 puntos. El plan tiene el respaldo de los presidentes Álvaro Uribe y Rafael Correa. El trabajo para recomponer las relaciones entre Bogotá y Quito, comenzó de inmediato. Los dos cancilleres ya se reunieron con el secretario general de la OEA, José

Miguel Insulza, para pedirle que acompañe el proceso. Lo mismo hicieron con el ex presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter.
Antes de 15 días los dos gobiernos designarán a sus encargados de negocios, lo que constituirá el primer paso formal en la restauración de sus relaciones políticas.

Pero aunque los dos gobiernos reiteraron su decisión de construir una “agenda positiva” a partir de ahora, el documento de 11 puntos entregado en Nueva York deja ver que todavía hay muchas sensibilidades por superar.

Por ejemplo: Ecuador advirtió que “no reconoce la jurisdicción extraterritorial de la justicia ecuatoriana para juzgar a funcionarios y ex funcionarios colombianos”.

Esto en alusión al proceso judicial emprendido en ese país contra el ex ministro de Defensa colombiano  Juan Manuel Santos. Pero a renglón seguido, y en el mismo punto, Ecuador dejó como constancia que “reconoce la independencia de funciones del Estado, respeta y acata la normativa y los procesos  que lleva a cabo la función judicial dentro del territorio nacional”.

Es decir, que aunque decidieron abordar el caso del proceso contra  Santos, sus posiciones sobre ese punto siguen muy enfrentadas. 
Pero, de eso se trata el proceso que se inicia, de hallarles respuestas a las preguntas difíciles.

De otra parte, Colombia se comprometió de manera expresa a no realizar nuevas operaciones militares en territorio ecuatoriano. Y el gobierno del presidente Rafael Correa deja constancia, a propósito de esa situación, que de presentarse un hecho similar al ocurrido cuando se produjo la muerte de alias   Raúl Reyes, ésta “será repelida, de ser necesario, por la fuerza”.

A lo largo de todos los diálogos iniciados la noche del martes, ambas partes han preferido la cautela, pero advirtiendo  en todo momento que los gobiernos  Quito y Bogotá han llegado a un   “clima de confianza” para continuar con los diálogos.
Las reuniones  de Ecuador y Colombia han pasado casi desapercibidas ante la opinión pública que sigue los debates en la ONU.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)