8 de enero de 2020 12:17

La remoción de tierra junto a la gran roca, ubicada frente al mirador de Cumbayá, comenzó a las 10:30 de este miércoles 8 de enero de 2020

El personal comenzó removiendo la tierra que sostiene a la roca. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El personal comenzó removiendo la tierra que sostiene a la roca. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los técnicos de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) y personal del Cuerpo de Bomberos de Quito (CBQ) utilizan taladros hidráulicos, picos y barras para remover la gran roca ubicada frente al mirador de Cumbayá, en el kilómetro 1+400 de la avenida Simón Bolívar.

A las 10:30 de hoy, miércoles 8 de enero del 2020, cuatro personas se ubicaron sobre la piedra y comenzaron a trabajar removiendo la tierra que la sostiene. Fernando Pazmiño, gerente de Obras Públicas de la Epmmop, indicó que la prioridad es aprovechar al máximo las cuatro horas previstas hasta las 14:00 para retirar otras rocas más pequeñas y los árboles con raíces expuestas que se ubican en la cima de la montaña.

Los técnicos emplearán herramientas y agua para remover la arena que sostiene a la roca. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los técnicos emplearán herramientas y agua para remover la arena que sostiene a la roca. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO


También se utilizó una grúa con canastilla de 36 metros desde donde los técnicos monitorean los trabajos. Pazmiño aclaró que no se utilizó dinamita porque una explosión puede dañar el talud, lo cual provocaría deslizamientos a futuro y más inconvenientes.

También se emplearán chorros de agua para aflojar la tierra. La cama de arena ubicada en la vía fue ampliada con más vallas de hormigón y material pétreo, para que amortigüe la caída. En tanto, otros funcionarios de la Epmmop y el Cuerpo de Bomberos emplean drones para vigilar las tareas.


Con el elevador se hizo el primer acercamiento. Dos técnicos ascendieron al punto crítico. Uno comenzó a despejar la vegetación y otro evaluó las condiciones del sitio. En la Epmmop se indicó que los técnicos aprovecharán el cierre vial para limpiar el talud en su totalidad.

Las autoridades aspiran retirar la piedra grande antes del mediodía para luego continuar con las otras más pequeñas y finalmente los árboles.

La roca pesa 9 toneladas. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La roca pesa nueve toneladas. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)