28 de agosto de 2018 00:00

El retorno a clases coincide con 11 restricciones viales en Quito

El retorno a clases coincide con 11 restricciones viales
valore
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Daniel Romero
Redactor (I)
dromero@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El lunes próximo (3 de septiembre del 2018) se iniciará el regreso escalonado a clases en la Sierra y Amazónica, esto implica que cerca de 180 000 vehículos que dejaron de circular desde julio pasado vuelvan a las vías de la capital.

En Quito circulan, en promedio, 600 000 automotores cada día. En esta cifra se incluyen los vehículos que son matricu­lados en la ciudad y los que por diferentes razones vienen de otros cantones cercanos, según Julio Puga, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).


En la época veraniega, sin los viajes que se realizan hacia los establecimientos educativos, deja de circular un 30%. Pero con el inicio a clases, la ­cifra aumenta, y ello complica la movilidad.

Los trabajos de repavimentación en la Diego de Almagro fueron parte del  plan verano. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los trabajos de repavimentación en la Diego de Almagro fueron parte del plan verano. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO


A esa cantidad de vehículos se suma otra realidad: los cierres viales. Actualmente, según la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito, hay 75 frentes de obra abiertos entre Quitumbe (sur) y El Labrador (norte). En 11 de esos frentes son necesarias restricciones para el tránsito de vehículos.

Patricio Mármol es taxista. Para él, el cierre más problemático es en la Rodrigo de Chávez, en el sur. “Ahí hay que lidiar con tres cierres y eso complica el paso en la mañana para quienes se dirigen hacia el centro. Uno se puede demorar hasta 15 minutos en atravesar esa avenida”, contó.

En La Magdalena (sur), de donde hace referencia Mármol, hay un cierre de tres de los seis carriles existentes sobre la av. Rodrigo de Chávez, a la altura de la calle Gómez. En esa avenida hay otro cierre de dos carriles, a la altura de la calle Pedro Dorado, y un tercero en la intersección con la Mariscal Sucre.

En julio pasado, por trabajos del Metro había siete cierres viales, pero aumentaron debido al avance de la obra. Durante el verano, según Metro de Quito, se lograron habilitar vías en donde culminaron los trabajos. Las reaperturas más importantes en el verano fueron en la avenida Eloy Alfaro, Gran Colombia y calle Japón y Pereira. Está previsto, en las próximas semanas, abrir la avenida Amazonas, en el sector de la plaza de toros.

La disminución en el tráfico y el clima seco también permitieron que la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Pública (Epmmop) avanzara en la ejecución del plan para reparar las vías. Iván Alvarado, gerente de esa entidad, dijo que hasta el momento se avanzó un 80% en el plan de bacheo para la ciudad.

“El bacheo era lo prioritario. El clima ayudó por lo que ya podemos decir que en casi todo el Distrito Metropolitano se cumplió con la reparación de baches”, comentó Alvarado.

En lo que se refiere a repavimentación, los trabajos se concentran en los barrios noroccidentales (Rancho San Antonio, Colinas del Norte y La Paz, entre otros). También continuará la construcción de caminos de acceso en Caupicho y en el barrio Paquisha, en el sur de la ciudad. Y se realiza la repavimentación de la avenida Alonso de Angulo.

En lo relacionado con el Centro Histórico, pese a que los trabajos se paralizaron por la Fiestas de la Luz y los cierres por los tramos peatonalizados, Alvarado dijo que hasta el 8 de septiembre se culminará con la reparación de todas las calles del sector Este plazo se debe a que ese día Quito conmemora 40 años de la Declaratoria como Patrimonio Cultural de la Humanidad, por parte de la Unesco.

Alvarado manifestó que aún restan vías por intervenir. Actualmente se cuenta con USD 77 millones para repavimentar vías principales, como la 10 de Agosto, Shyris y 6 de Diciembre. En esta última se trabajará sobre todo en el carril exclusivo del sistema Ecovía.

Un tramo de la Venezuela, entre Mejía y Bolívar, aún permanece cerrado pese a que se anunció que se reabriría al tránsito vehicular después de la Fiesta de la Luz. Puga dijo que está por definirse la fecha, a partir de la decisión del Instituto Metropolitano de Patrimonio, entidad que estuvo a cargo de la construcción de la plataforma que niveló la calzada con la acera con el objetivo, según el Municipio, de dotar de más seguridad al peatón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)