10 de septiembre de 2019 00:00

Menos congestión y multas, en el primer día de restricción del Hoy no circula

Los agentes metropolitanos hicieron controles la tarde de ayer en la calle Manglar Alto, en el sur de la ciudad. Foto: Julio Estrella  / EL COMERCIO

Los agentes metropolitanos hicieron controles la tarde del lunes 9 de septiembre en la calle Manglar Alto, en el sur de la ciudad. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 21
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 35
Redacciones Quito y
Negocios (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el primer día de la aplicación de la medida Hoy no circula en Quito, 124 conductores fueron sancionados por incumplir la normativa, dijo este martes 10 de septiembre Ronald Verdesoto, funcionario de la AMT.

Desde las 05:00 del lunes 9 de septiembre, un operativo de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) se desarrolló en los puntos de acceso de la ciudad y en las vías principales, para detectar a las personas que no acataron la resolución de no circular desde las 05:00 hasta las 20:00, dependiendo del último número de la placa.

Antes de la aplicación de esta medida, cada día se retenían por incumplimiento del pico y placa un promedio de 100 vehículos. La expectativa de la AMT era que el número de sancionados se multiplicara por cinco, ya que la restricción ahora es mayor (15 horas), pero eso no ocurrió, lo que según la AMT, muestra que la gente está colaborando.

La mayoría de sancionados aseguró que fue por desconocimiento o descuido. Entre los vehículos detenidos hubo 86 livianos, seis pesados y 32 motocicletas. De ese total, 47 automotores fueron retenidos en el norte, 31 en el centro y 46 en el sur de la ciudad.

El tener que dejar el auto en casa hizo que las personas buscaran una manera alternativa para movilizarse; una de ellas fue la utilización del sistema de transporte urbano. Jorge Yánez, presidente de la Unión de Operadoras de Transporte de Quito, indicó que están procesando la información recopilada el primer día de la medida; sin embargo, adelantó que en zonas como El Recreo y en la Mariscal Sucre (sur), hubo un aumento del 4% en la demanda de pasajeros.

En Quito circulan 2 380 buses convencionales que trabajan en 52 cooperativas. Cada uno moviliza al día en promedio a 750 pasajeros. Entre todas las unidades brindan servicio a 1,6 millones de usuarios cada día. Yánez indicó que una vez que se tenga listo el balance de la primera semana, se analizará la posibilidad de despachar unidades desde más temprano y con mayor frecuencia.

Otra de las novedades que se registraron ayer es que la movilidad mejoró en ciertos puntos críticos. En sectores como El Trébol y en el hipercentro se sintió alivio en el tráfico.

La República (una de las avenidas más congestionadas) recibió menor carga vehicular a las 12:45 del lunes 9 de septiembre. Usualmente, la vía luce colmada de autos que pitan para poder integrarse a otras vías, como la Amazonas, pero ayer no fue así.

El tráfico en la Naciones Unidas fue más fluido que de costumbre. José Cruz, quien descargaba mercadería en un local de la zona, señaló que se ahorró unos 10 minutos comparado con días anteriores.

La Municipalidad estima que gracias a la medida, cada día saldrán de las vías cerca de 120 000 autos. Guillermo Abad, secretario de Movilidad, reconoció que no hubo una alta carga vehicular en los sitios de conflicto, lo que muestra que la medida tuvo el efecto deseado. Dijo además que la ocupación de los parqueaderos de borde aumentó en un 20%, pero ninguno ha copado su capacidad.

La restricción vehicular afectó a la cotidianidad de la gente. Jackeline Silva, quien trabaja vendiendo insumos médicos, debe visitar cada día entre ocho y 10 clínicas, hospitales y consultorios privados.

Como parte de su trabajo lleva muestras médicas y entrega mercadería. El lunes no pudo laborar con normalidad.

Empezó su trayecto a las 07:10, es decir 40 minutos antes de lo habitual, porque debió movilizarse en bus. Vive en Cotocollao y caminó hasta una parada del alimentador del Metrobús, en la calle Chiriboga, donde se llevó la primera sorpresa: el bus pasó lleno, apresurado y no paró donde debía. Llegó a la estación, donde debió esperar 10 minutos para subir al articulado. “Nadie respeta la fila, los hombres me empujaron, me sacaron del lugar y no pude subir. Todos deses­perados por abordar”.

Visitó el Hospital Carlos Andrade Marín y el Pablo Arturo Suárez, pero el tiempo no le dio para más. Silva catalogó a este lunes como un día perdido. Recordó que ella gana dependiendo de lo que vende, por lo que está analizando la posibilidad de comprar otro carro, uno usado y barato, que le permita atender a sus clientes también los lunes.

Las personas que trabajan en turnos rotativos también están preocupadas. Pablo Lema presta sus servicios en el Aeropuerto Mariscal Sucre, en Tababela, y cumple dos horarios: de 06:00 a 15:00, y de 14:00 a 23:00. En ambos, debe movilizarse en su auto porque en la noche y madrugada no hay buses para llegar a su casa en la Real Audiencia. La única alternativa es tomar un taxi y pagar USD 25 por viaje. El lunes le pidió prestado el carro a su padre.

Otras personas, como Carlos Daste y Pedro Ordóñez, se organizaron y decidieron compartir el vehículo.

El sector privado también aplica medidas para facilitar la movilidad de los colaboradores, según da cuenta una encuesta realizada por Deloitte a 60 empresas. El 20% de empresas consultadas respondió que mantendrá la opción de teletrabajo una vez por semana.

Un 14% de compañías ampliará las rutas de los recorridos para que más colaboradores puedan utilizarlos e implementará rutas para quienes vivan en lugares alejados.

Un 10% de los consultados, en cambio, está dispuesto a aplicar un horario flexible durante esta primera semana, para que los empleados se adapten a la medida. Un porcentaje menor de empresas dijo que fomentará que los dependientes compartan los vehículos.

Una de las ramas afectadas es la de ventas. Para estos casos, las empresas analizan firmar convenios con taxis e incluso algunas compañías asumirán el 50% del costo. Un 30% de empresas dijo no haber planificado tomar medidas.

Gustavo Ruiz, presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha, recalcó su preocupación por las pérdidas que supondrá para los pequeños microempresarios, ya que la medida impide la circulación y distribución de los productos perecibles en Quito. Los agremiados prevén presentar una acción de protección en contra de la medida.

Abad indicó que se formará una mesa técnica para evaluar con los sectores de carga y determinar a qué vehículos se les entregarán salvoconductos.

Tome en cuenta

Pueden circular sin restricción los vehículos oficiales del Presidente y Vicepresidente.

Los autos oficiales del Cuerpo Diplomático y Consular acreditado ante el Gobierno Nacional.

También aquellos  vehículos de transporte de personas con algún tipo de discapacidad.

Vehículos de emergencias: ambulancias, motobombas y de rescate de bomberos y Policía.

Las personas de la tercera edad pueden circular libremente solo presentando su cédula.

Están exentos los vehículos de transporte colectivo, es decir del sistema de transporte público.

Tampoco tendrán restricción los buses comerciales: escolares, institucionales y turísticos.

Los vehículos  eléctricos no podrán circular entre las 08:00 y 09:30 y de 17:30 a 19:30.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)