5 de septiembre de 2019 11:33

Usuarios de la Ruta Viva realizaron un plantón en contra de las fotomultas

Varios de los usuarios que se sienten perjudicados se concentraron en la Ruta Viva para protestar por las fotomultas. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Varios de los usuarios que se sienten perjudicados se concentraron en la Ruta Viva para protestar por las fotomultas. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 2
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 9
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La mañana de este jueves 5 de septiembre del 2019, conductores que transitan por la Ruta Viva realizaron un plantón en el kilómetro cuatro.

Cerca de 100 personas se apostaron desde las 08:00 para protestar por las multas que fueron emitidas por los radares de velocidad ubicados en la vía.

Uno de los afectados, Jaime Simbaña, señala que en su caso las multas suman USD 1 200 que serán descontados de su salario para la empresa de turismo en la cual trabaja. "No me parece justo", reclamó.

Varios de los usuarios que se sienten perjudicados indican que los radares "están defectuosos". Señalan que a pesar de que reducen la velocidad y se maneja al límite permitido el radar genera una multa con fotografía del vehículo.

Otro conductor dice que tuvo 10 multas en dos meses y no está de acuerdo, pues las notificaciones le llegaron tarde y no pudo impugnarlas a tiempo.

Carolina Campaña lidera el grupo de usuarios afectados por los radares ubicados en los kilómetros 4 y 11 de la Ruta Viva. Desde julio ella y otras personas han organizados plantones en la vía para exigir que la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) revise los reclamos y, sobre todo, que se indague si los aparatos que controlan la velocidad están calibrados de forma correcta.

“Empezamos a recibir multas constantes durante los últimos días de marzo y todo abril. Las inconsistencias de las sanciones nos llaman la atención. Soy usuaria de esa carretera y vivo en Tumbaco. De pronto, a día seguido, comencé a recibir notificaciones”, manifestó Campaña el pasado julio. Al principio, ella no dio importancia a lo que pasaba, pero se preocupó luego de la tercera y cuarta multa.

“Pensé que esto no es normal. Denuncié lo que pasaba en diferentes grupos de Facebook y comenzó a aparecer más gente con el mismo inconveniente”, acotó. Ante la gran cantidad de quejas, ella creó un chat de WhatsApp para comunicarse con los afectados. Actualmente, este cuenta con más de 500 personas. “Ellos tienen entre cinco y 20 multas acumuladas”.

En la protesta de hoy, uno de los usuarios añadió que los radares no miden correctamente la velocidad y que no hay ninguna regulación técnica al respecto.

Al lugar asistieron personal de la AMT para ayudar a controlar el tráfico de vehículos que se formó. Por varias ocasiones los manifestantes interrumpieron el tránsito en el kilómetro 4 para exigir que los radares sean retirados. “No más abusos”, “Denuncia foto radares defectuosos en Ruta Viva”, “No más multas injustas”, “Ruta vivísima” fueron algunos de los carteles que exhibieron los usuarios.

Efectivos de la Policía Nacional también acudieron al sitio para precautelar la seguridad de los ciudadanos que realizaron la protesta y evitar enfrentamientos con los agentes de tránsito.

El pasado 18 de julio, Danny Gaibor, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) acudió al lugar donde manifestó que “es imposible que la AMT o alguna otra persona pueda manipular los radares”.

Desde el 1 de enero hasta este 18 de julio de 2019 se registraron 51 000 multas por exceso de velocidad en la Ruta Viva.

De acuerdo con los técnicos que acompañaron a Gaibor ese día, las cámaras enfocan a 15 metros de distancia al vehículo que está cometiendo el exceso de velocidad y no al que conduce bajo el límite que es hasta 90 kilómetros por hora en la Ruta Viva.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (3)