31 de octubre de 2020 11:20

Los parques con poco público en Quito, este 31 de octubre 2020

El parque La Colina, en el norte de Quito, este sábado 31 de octubre del 2020. Foto: EL COMERCIO

El parque La Colina, en el norte de Quito, este sábado 31 de octubre del 2020. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Andrea Rodríguez

Poca afluencia de gente se registró en los parques de la ciudad la mañana de este sábado 31 de octubre de 2020. Los vendedores ambulantes que suelen llegar a estos espacios no aparecieron ante la escasez de asistentes. El Parque de la Mujer, cuya entrada está ubicada en la avenida Mariana de Jesús lucía cerrado.

Sin embargo, 10 personas se dieron modos para entrar a través de un acceso abierto en la malla lateral. Carlos Quilumba, un joven de 17 años, decía que planearon jugar un partido de fútbol con los amigos del barrio y que estaba esperando que los demás lleguen. Pensó que el parque estaría abierto desde temprano pero no fue así.

María Chacha paseaba con su hija Evelyn y su perro ‘Turbo’. Cuenta que salió para no perder la costumbre, pero que siente temor ante la creciente inseguridad, porque el parque luce vacío. Un guardia vigilaba a la distancia a los poquísimos transeúntes que trataban de hacer ejercicio en el lugar.

En cambio, en el parque La Carolina había algo más de movimiento. Un grupo de tres atletas se esforzaban en la pista exterior del sitio dedicado a las bicicletas. Las canchas de básquet y fútbol lucían vacías, ya que en el Distrito siguen prohibidos los juegos en grupo. En la pista central de atletismo sí había gente. Carola Torres, quien vive en un departamento en la avenida República de El Salvador, explica que prefirió quedarse en la ciudad a pesar de que tenía la invitación de unos familiares para ir a la playa. Dice que viajar es fácil, pero que el regreso seguro será difícil porque cree que mucha gente salió. Sostiene que su idea se confirmó por la poca gente que ve en el parque. Ella recuerda que en las últimas semanas vio a mucha más gente.

Por su parte, José Verdesoto salió con toda su familia a pasear. Comenta que normalmente salen su esposa y sus dos hijas temprano a trotar y que él va más tarde, camina un poco y luego se encuentra con sus amigos para jugar fútbol, lo hacen todos los sábados. Pero ahora no habrá partido porque todos ellos salieron de la ciudad. Conforme avanzaba el día aparecían los vendedores de helados y bebidas, pero no aumentó el número de transeúntes. Los estacionamientos tarifados funcionaron. Pocos vehículos llegaron con los deportistas o familias, hasta antes de las 10:30.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)