3 de octubre de 2020 17:02

En parques como La Carolina, ciudadanos jugaron fútbol y básquetbol

El parque Inglés, en Quito, este sábado 3 de octubre del 2020. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El parque Inglés, en Quito, este sábado 3 de octubre del 2020. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Andrea Rodríguez

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Practicar actividad física es una de las mejores maneras de mantener el cuerpo y la mente sanos, sobre todo, en la época de pandemia. Sandra Yánez, aficionada al atletismo, advierte que durante los meses de mayor restricción sentía muchas ganas de salir a trotar por el parque La Carolina, el más cercano a su casa. Así que tras la flexibilización de las medidas sale casi a diario.

Esta joven comenta que en este parque hay muchas áreas que las personas pueden visitar como senderos y espacios abiertos como opción para liberar el estrés, respirar aire fresco y mantenerse activas. Sin embargo, aunque hay mucho espacio para correr, ella confiesa que hay momentos en los cuales resulta inevitable entrar en contacto con otros atletas. "Algunos parece que te respiran en la nuca, pero es posible evitarlo si aceleras el paso para que no se te acerquen".

Hay otros deportistas que han decidido arriesgarse a romper las reglas establecidas para minimizar los riesgos de contagio de covid-19 y practicar deportes de contacto como el fútbol. A Sergio Recalde siempre le gustó el fútbol, pero por la pandemia se conformó con jugar este deporte en línea. Los videojuegos reemplazaron al deporte presencial, pero desde hace dos semanas decidió salir a la cancha con sus amigos, a pesar de que rige la prohibición de practicar deportes de contacto en la capital.

El Ministerio de Salud ha indicado que en el país se mantiene la emergencia sanitaria y recomienda mantener el distanciamiento social. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El Ministerio de Salud ha indicado que en el país se mantiene la emergencia sanitaria y recomienda mantener el distanciamiento social. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO


Este quiteño, de 45 años, dice que todos los jugadores de su grupo se conocen, porque son amigos del barrio desde hace muchos años. Antes de empezar un partido tienen la precaución de ponerse gel en las manos y cubrirse la boca para empezar. Aunque resulta incómodo jugar sin respirar normalmente, se han acostumbrado a ello y ya forma parte de su ritual. Eso sí, se vieron obligados a reducir el tiempo de los partidos de fútbol de una hora a 30 minutos.

Juan Diego Recalde también practica básquetbol, deporte que lo pone en riesgo por la cercanía entre sus jugadores. A pesar de ello, forman equipos de pocos integrantes para competir. Incluso, durante la pandemia han participado de varios campeonatos y hasta ahora nadie se ha contagiado. Este joven practica este deporte en el Parque Inglés, en la Machala, en el norte de la capital.

El Ministerio de Salud ha indicado que en el país se mantiene la emergencia sanitaria. Desde el 13 de septiembre ya no rige el estado de excepción, pero se ha repetido que la ciudadanía tiene la responsabilidad de cuidarse, cumpliendo con medidas de distanciamiento social, evitando aglomeraciones, usando siempre mascarilla, lavándose las manos con jabón al menos 20 segundos y valorando cuán necesario es exponerse a riesgos de contagio. Aún no hay espacios en las unidades de terapia intensiva de los hospitales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (4)