2 de diciembre de 2020 14:56

En Quito se estima que hay 35 000 niños trabajando en las calles; el Municipio lanza una estrategia

Las donaciones se receptarán entre el lunes 14 y el jueves 24 de diciembre del 2020. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Las donaciones se receptarán entre el lunes 14 y el jueves 24 de diciembre del 2020. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Daniel Romero

El Municipio de Quito activará 13 puntos para receptar donaciones a propósito de las fiestas de Navidad y fin de año. La mañana de hoy, miércoles 2 de diciembre del 2020, se presentó el plan de acción para la prevención y erradicación del trabajo infantil.

Uno de los argumentos de la mesa técnica interinstitucional es que en diciembre la problemática del trabajo infantil se agudiza debido a las festividades, la masificación de eventos conmemorativos y la afluencia de personas en los mercados y centros comerciales. Según estudios, al menos 35 000 niños, niñas y adolescentes se encuentran en situación de vulnerabilidad en la capital.

Los puntos de recolección de las donaciones se ubicarán en las Casas Somos de Chillogallo, Conocoto, Pomasqui, Carcelén Alto, Carcelén Bajo, La Roldós, San Blas, San Marcos, Tumbaco, Bellavista, Solanda, Atahualpa y La Mariscal.

Las ayudas se podrán entregar desde el lunes 14 hasta el jueves 24 de diciembre. En esos puntos habrá atención de lunes a viernes de 08:00 a 18:00 y los sábados desde las 08:00 hasta las 16:30.

El Cabildo informó que se recibirá alimentos no perecibles (víveres, conservas, granos secos, entre otros), también insumos de aseo y bioseguridad; juguetes en buen estado y fundas de caramelos. Incluso se puede donar equipos y aparatos electrónicos.

Los donativos servirán para dignificar las condiciones de vida de familias en situación de extrema pobreza y vulnerabilidad, por lo que en todos los insumos se revisará la fecha de caducidad de los productos y que estén limpios; se entregarán a partir del 28 de diciembre, respetando las medidas de bioseguridad.

Esta es una de las estrategias para enfrentar el trabajo infantil. También se anunciaron acciones de sensibilización, prevención y protección. Por ejemplo, el mensaje de este año será el no entregar monedas en la calle y no ser cómplice del trabajo infantil.

La vicealcaldesa Gissela Chalá indicó que “de manera solidaria hay que unirse para erradicar el trabajo infantil y declarar a Quito libre de violencia”.

Gabriela Quiroga, secretaria de Inclusión Social, explicó que se trabajará en los puntos más críticos de la ciudad, por ejemplo, la avenida Naciones Unidas (norte), La J (sur), El Portal (norte), la Panamericana Norte.

El Diagnóstico Situacional de Trabajo Infantil, que fue realizado por el Consejo de Protección de Derechos en 2019, muestra que el 3% del total de niños y adolescentes de la capital trabaja. Esto significa que 22 090 chicos estarían en esta situación.

Sin embargo, con la crisis derivada por el covid-19 y la brecha digital para educación primaria y de bachillerato por medios telemáticos, el Consejo estima que para finales de este año serán alrededor de 35 000 niños trabajadores en Quito, de los cuales el 66% lo hace en el área urbana y el 34% en el área rural.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)