5 de mayo de 2020 00:00

Municipio de Quito alista multa para quien rompa el cerco

En la calle Guayaquil varias personas hacían fila ayer para realizar trámites bancarios. Foto: EL COMERCIO

En la calle Guayaquil varias personas hacían fila ayer para realizar trámites bancarios. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 85
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 52
Evelyn Jácome

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Siete de cada 10 personas diagnosticadas con covid-19 en la capital salen al espacio público. La aseveración la hizo el alcalde Jorge Yunda con base en la información entregada por las operadoras telefónicas que participan en el monitoreo de los casos positivos.

El control de cerco epidemiológico de pacientes infectados está en manos del COE nacional. Por su lado, María Paula Romo, ministra de Gobierno, aseguró que el dato más grave que han registrado en Quito era del 42% de incumplimiento, pero asegura que hoy la cifra es menor.

Para efectuar un mejor control de esta población, Yunda pidió a Romo que pase al Municipio la competencia en ese ámbito. Según el Burgomaestre, el Municipio espera una respuesta del COE nacional para empezar a hacerse cargo del control y monitoreo, ya que Quito tiene implementado un espacio para esa tarea.

La capital cuenta con un Centro Epidemiológico Metropolitano que opera en la matriz del Cuerpo de Agentes de Control. El lugar dispone de un call center con 40 funcionarios quienes pueden llamar a los pacientes para confirmar que no salgan de casa.

Incluso se diseñó una aplicación para que el contagiado pueda reportar tres veces al día, cuál es su estado. En caso de que no cuente con plan de datos, el Municipio le facilitaría uno. Así, a través de una pantalla que se conecta con su teléfono, se podría verificar que no salga de su domicilio.

El Municipio cuenta además con 26 puestos de bomberos y 26 ambulancias listas para acudir en el caso de que se lo requiera. Asimismo, puede brindar servicio de telemedicina y asistencia psicológica.

Según Yunda, entre los principales problemas que dificultan la vigilancia están que los contagiados dan un número telefónico incorrecto para evitar el monitoreo. Incluso se ha detectado casos en los que dan un nombre falso.

El incumplimiento del cerco preocupa. Hasta el momento, 10 personas con diagnóstico positivo han fallecido en el espacio público. El último caso ocurrió el domingo. Un hombre de 60 años, que sabía que era portador, salió de su casa sin mascarilla para hacer compras en Cotopaxi y venderlas en Puembo.

Hasta el momento el Municipio no ha sancionado a ninguna persona contagiada por romper el cerco epidemiológico, porque, según la Alcaldía, ese control está en manos del COE nacional. No obstante, el Concejo Metropolitano trabaja en una ordenanza.

Analía Ledesma, miembro de la Comisión de Salud, explica que la normativa busca fortalecer el control, y tiene artículos específicos para quienes violen el cerco. La propuesta dispone que las personas contagiadas no podrán utilizar el espacio público y deberán permanecer en aislamiento en sus domicilios, lugares de hospedaje o casas de salud.

La persona que incumpla esa disposición será multada con 1,5 salarios básicos unificados, es decir USD 600. En caso de ser reincidente, pagará tres salarios básicos, USD 1 200.

La ordenanza establece que, para efectuar el seguimiento a los contagiados, se utilizará la base de datos proporcionada por el Ministerio de Salud, para realizar no solo el monitoreo y el control, sino para entregar kits de alimentos, facilitar el contacto con personal de salud y brindar asistencia médica y psicológica.

Está planificado que el proyecto de ordenanza sea debatido por el Concejo esta mañana. Mientras dicha normativa se aprueba en primero y segundo debate, el Alcalde a través de la resolución 038, emitida el 3 de mayo, dispuso que las personas diagnosticadas con covid-19 o en aislamiento obligatorio, no podrán utilizar el espacio público, salvo para realizarse los controles médicos en hospitales. Y su traslado deberá ser prioritariamente en vehículos de emergencia.

Las restricciones se mantendrán hasta que haya cumplido el período de recuperación, no tenga síntomas y cuente con el certificado del Ministerio de Salud del alta epidemiológica.

La resolución que ya está en vigencia contempla la sanción de USD 100 para el paciente positivo que viole el cerco epidemiológico. Si es reincidente, la multa será de 200. Además, la persona deberá enfrentar la responsabilidad civil por los daños provocados a la Municipalidad, a terceros y la responsabilidad penal.

Mientras tanto en la ciudad, el tráfico vehicular y la presencia de personas en la calle aumenta. Ayer 4 de mayo, hubo una fuerte congestión en avenidas como la Mariscal Sucre, 10 de Agosto, De la Prensa, Patria y 6 de Diciembre. En el Centro Histórico se registró fuerte movimiento en las afueras de entidades bancarias.

En Chillogallo y Guamaní hubo aglomeraciones de vendedores ambulantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (23)
No (4)