11 de enero de 2021 00:00

USD 13,9 millones se invirtieron en obras de mitigación en Quito

Técnicos del Municipio inspeccionaron taludes en la autopista General Rumiñahui. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Técnicos del Municipio inspeccionaron taludes en la autopista General Rumiñahui. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Evelyn Jácome

El cielo gris dice que el invierno se instaló Quito. Del 4 al 8 de enero, la Secretaría de Seguridad registró 153 eventos relacionados con el temporal.

César Díaz, secretario de Seguridad del Distrito, explica que la inversión del año pasado en obras de mitigación fue de USD 13,9 millones, lo que incluye montos de EM Seguridad, de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas y de Agua de Quito.

Se realizaron monitoreos y trabajos en los 72 lugares propensos a movimientos en masa, principalmente en Ana María, Angamarca, Bellavista y Buena Esperanza. Y en los 78 sitios vulnerables a inundaciones, entre ellos Carapungo, Los Dos Puentes, La Loma, La Recoleta y La Independencia.

Se hicieron trabajos especiales en puntos críticos como en la quebrada de Caupicho (Guamaní) y en la quebrada de Carretas (en Calderón), donde se ha trabajado en el mantenimiento de quebradas y fortalecimiento de taludes.

Juan Cazar, quien vive en Bello Horizonte, y Édgar Monjas, morador de Carretas, cuentan que en lo que va del 2021, pese a las fuertes lluvias, no han habido emergencias. Años atrás sí ocurrieron.

Mantener los desfogues de las quebradas sin basura es clave para evitar desgracias. Luis Collaguazo, gerente de Operaciones de Agua de Quito, explica que como parte del plan de prevención se ha trabajado en cuatro ejes.

El primero: mantenimiento de quebradas. Se han realizado 220 intervenciones en las estructuras de captación de 133 quebradas, en especial en las laderas del Pichincha. Se retiró material de arrastre para que arboles, escombros y basura no ingresen ni taponen el sistema de alcantarillado.

Collaguazo admite que suele haber problemas en las quebradas Mirador del Bosque, Caicedo, Singuna, Chusalongo y Cornejo. Por lo que las intervenciones en esos lugares han sido frecuentes.

El segundo eje en el que han trabajado es la limpieza de los 90 000 sumideros de la urbe. Es clave la colaboración de la gente, pues si se vuelve a arrojar basura a las vías las alcantarillas se taponarán otra vez.

El tercero es la rehabilitación de redes y colectores. Hubo reparaciones en alrededor de 5 760 metros de redes de menor tamaño y en cerca de un kilómetro de colectores.

Las inspecciones con cámaras han sido claves. Solo así se puede saber el estado estructural de los ductos para, de ser necesario, reemplazarlos.

Es común que la casa de la familia Guerra se inunde en invierno. Viven a 200 metros de la Diego Vásquez de Cepeda, cerca de la estación de La Ofelia. José, el padre, cuenta que en varias ocasiones han debido llamar a los bomberos porque las alcantarillas, según él, no dan abasto. A veces se taponan con basura y otras ocasiones empiezan a arrojar líquido en lugar de desfogarlo.

El agua que baja de la parte alta se acumula y si el aguacero es fuerte, el colector no es suficiente. Se requiere construir colectores de drenaje profundos. Ese es el último eje de trabajo de Agua de Quito.

Se trata de tuberías de alivio que funcionan solo en invierno y que captan el agua de colectores que trabajan a su máxima capacidad. Se han construido en Mirador, en la Concepción; Runachanga, en la Florida; Galo Plaza, en la Kennedy; De la Prensa, en la Florida; Jatunguaico, en El Inca; y Caicedo, en El Bosque.

Además, en octubre y noviembre, la Epmmop realizó trabajos preventivos de limpieza de taludes para disminuir riesgos. Y trabajaron en el monitoreo de las principales pendientes del Distrito.

El viernes, brigadas del Municipio y la Prefectura revisaron los taludes de la autopista General Rumiñahui, donde se produjeron deslizamientos.

Este 2021, la Alcaldía decidió no lanzar el Plan Lluvias en invierno, y luego el Plan Fuego en verano, sino unirlos en un plan anual de prevención y respuesta ante eventos climáticos. El programa será presentado esta semana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (4)