30 de marzo de 2019 00:00

En el hipercentro de Quito se concentran proyectos de altura

En la zona de la NN.UU. existen proyectos de altura que resaltan en el paisaje del hipercentro de Quito. El edificio One tiene 24 pisos. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

En la zona de la NN.UU. existen proyectos de altura que resaltan en el paisaje del hipercentro de Quito. El edificio One tiene 24 pisos. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 33
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 32
Ana María Carvajal
y Gabriela Quiroz
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El paisaje del hipercentro quiteño está cambiando. En zonas donde antes se construían edificios de entre ocho y 16 pisos, ahora se gestan proyectos que llegan hasta los 24.

En un lote de la avenida De los Shyris y Suecia, frente al parque La Carolina, en el norte, ya se han iniciado las obras para levantar una torre de 32 pisos, que incluirá una zona comercial abierta al público.

En ese sector está permitido levantar edificios de hasta 16 pisos, pero el constructor pidió al Municipio de Quito autorización para una edificación del doble de alto: Iqon.

Así, dejará atrás la estructura que por décadas fue la más alta de la ciudad: la de la Corporación Financiera Nacional (CFN), que está en la avenida Patria y alcanza los 23 pisos.

Antes de Iqon se levantó One, una construcción que está en la avenida NN.UU., entre Amazonas y Núñez de Vela, que supera con un piso al de la CFN. Otros dos edificios de la zona también tendrán 24 pisos.

Jacobo Herdoíza, secretario de Territorio, Hábitat y Vivienda de la Alcaldía de Quito, explica que una resolución de esa entidad permite a las constructoras comprar edificabilidad. Eso significa pagar a la ciudad un monto, producto de una fórmula, para poder crecer verticalmente. También existe la opción de pagar con obras.

La Comisión de Uso de Suelo aprobó la semana pasada el informe para primer debate de un proyecto de ordenanza que busca regular este tema, con normas de ecoeficiencia y en concordancia con los sistemas de transporte masivo.

Un edificio podrá tener el doble de pisos de lo que permita el Plan de Uso y Ocupación de Suelo (PUOS) de su sector, si se ubica a una distancia prudente para llegar a pie a una estación del Metro. Y podrá crecer en un 50% más de lo permitido si está cerca de una parada del sistema troncalizado (Trole, Ecovía o corredores).


Herdoíza explica que con esto se busca reducir el uso del vehículo, acercando a la gente a sus trabajos y al transporte masivo. También se consideran otros servicios. El crecimiento vertical se permite solo si la ocupación no repercute en la carga para servicios de agua potable, energía eléctrica y alcantarillado, por ejemplo.

Para el arquitecto y catedrático de la Universidad Católica, Hernán Orbea, es importante que en las regulaciones se incluya un concepto de proporción, para que los proyectos de vivienda satisfagan las necesidades en todos los sectores. Cita el ejemplo de Barcelona, España, en donde recientemente se aprobó una norma que permite proyectos como los mencionados, siempre y cuando un 30% de planes se orienten a la vivienda social.

Sugiere que algo así se aplique en Quito porque, de lo contrario, la única respuesta que pueden tener sectores populares es la vivienda informal.
La mayoría de pedidos de autorización es para zonas de influencia entre la av. Patria y NN.UU. y con menor incidencia en las avenidas América y 10 de Agosto, señala Felipe Corral, director de la Entidad Colaboradora del Colegio de Arquitectos de Pichincha.

Esto a pesar de que en el sector del Bicentenario hay una normativa que permite edificios de 20 pisos. Eso no pasa aún, porque es difícil para los constructores conseguir terrenos, pues la mayoría son casas familiares, dice Corral. Para lograr una autorización, explica, un proyecto debe cumplir 21 requisitos, entre ello, aporte al paisaje, reducción en consumo de agua y energía eléctrica, permeabilidad y tratamiento de aguas servidas.
Actualmente, la mayoría de edificios se concentra en el hipercentro. Son 369 proyectos aprobados desde fines del 2013.

Este sector está en la administración zonal Eugenio Espejo, en la que se han otorgado 322 permisos para construcciones de más de seis pisos. Le sigue de lejos La Delicia (21).

Desde el 2016, 30 proyectos inmobiliarios optaron por crecer en altura, así que pidieron al Cabildo permiso para levantar entre uno y ocho pisos más.
En este último grupo destacan los edificios One, Unique e Imagine, que están en áreas cuya zonificación permite usualmente 16 pisos, pero ahora serán 24.

Están ubicados en La Carolina, Iñaquito y González Suárez, respectivamente.

El Yoo Quito, que se encuentra frente al Hotel Quito, también está en un área de hasta 16 pisos. Cuando se presentó el proyecto en 2017 se elevó cinco más, llegando a 21. Otros dos que sumaron el mismo número de pisos son Tesla y Caravaggio. Ambos debían tener 10 y ahora se extendieron a 15.

Los restantes 24 proyectos que están dispersos en Iñaquito, Jipijapa y Mariscal Sucre han aumentado entre uno y cuatro pisos. Entre estos se observa uno de mayor altura: OH, situado en la González Suárez, que plantea 18 pisos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (39)
No (5)