31 de octubre de 2020 13:58

Aumento de casos de covid en Quito pesó en decisión de limitar venta de alcohol en el feriado

Comerciantes y ciudadanos en el centro de Quito este sábado 31 de octubre del 2020. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Quito registra 54 291 casos confirmados de covid-19 hasta este sábado 31 de octubre del 2020. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Andrea Rodríguez

Los restaurantes de Quito tardaron en abrir este sábado 31 de octubre de 2020. Este Diario recorrió zonas normalmente concurridas por comensales como el sector de la Plaza Foch, La Mariscal, Plaza de Toros, República de El Salvador, e Isabel La Católica. La directora de la Agencia Metropolitana de Control (AMC), Estefanía Grunauer, recordó que los restaurantes que operan en el Distrito Metropolitano de Quito necesitan tener la Licencia Única de Actividad Económica (LUAE) para poder funcionar.

Los locales que no cuenten con este documento habilitante no pueden operar y si lo hicieran se les abrirían actos administrativos de inicio sancionador. En este feriado los lugares de expendio de comida deben obedecer la disposición emitida a través del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) que les permite abrir de 06:00 a 02:00 y expender bebidas alcohólicas como acompañamiento en ese lapso de tiempo. Es decir que solo pueden vender esas bebidas junto con la comida.

Un bar no puede aducir que está vendiendo alimentos para comercializar bebidas alcohólicas, porque debe contar con la licencia respectiva para poder hacerlo, no puede violar su autorización específica. La concejal Brith Vaca, presidenta de la Comisión de Salud del Cabildo, explicó que la prohibición del expendio de bebidas alcohólicas durante las noches se debe al repunte de casos por las reuniones y aglomeraciones. Hasta este sábado 31, se registran 54 291 personas contagiadas en la ciudad.

"La gente ya no se cuida, se ha relajado y piensa que con la finalización del estado de excepción se acabó la emergencia y no es así"., dijo la concejal y recordó que en la noche del viernes 30 de octubre hubo operativos de la AMC y de la Secretaría de Seguridad en la avenida de Los Shyris y en el sector de la Jipijapa.

El vicealcalde Santiago Guarderas comentó que la decisión de prohibir la venta de bebidas alcohólicas en las noches se basó en un informe de la Secretaría de Salud del Distrito Metropolitano de Quito, que detalla que pasadas las 18:00 se registra mayor consumo. "Se analizó que el alcohol está incentivando las aglomeraciones y también se cometen más infracciones de tránsito a esas horas".

Guarderas corrobora que hay un aumento de casos de covid-19 en Quito, se registran ya alrededor de 1 200 casos diarios en el DMQ. Al momento, los controles se hacen durante este feriado en las vías.

Grunauer informó que para los cuatro días de asueto hay alrededor de 300 agentes de la AMC distribuidos en las nueve administraciones zonales del DMQ. Estas personas laboran en turnos que comienzan temprano en la mañana y llegan hasta la madrugada del siguiente día. La funcionaria aclara que el aforo de los locales tampoco puede aumentar en esta época.

Arnaldo Sanhueza es propietario de un restaurante en la Plaza Foch. Dice que no le parece adecuado que se haya restringido la venta de bebidas alcohólicas solo hasta las 18:00 sin comidas. Su local tiene dos áreas, una para restaurante, en la que puede expender bebidas alcohólicas con los alimentos hasta las 02:00, pero también tiene clientes que suelen ir a la barra. "No había razón para la restricción porque hay poquísimos clientes".

Tadeo Mantuano, secretario de la Asociación de Locales de Comida de La Mariscal, afirma que prácticamente todos sus 58 asociados están de acuerdo con la medida tomada por el COE para el feriado en Quito.

Consultado sobre las acciones para controlar el virus en los restaurantes afirma que son muy estrictos en la toma de temperatura y uso de mascarillas, siempre hay alcohol a la entrada de los locales y han quitado mesas y sillas para cumplir con el aforo permitido. Además, sostiene que a todos los propietarios y empleados de los locales afiliados se les hace pruebas rápidas y PCR cada 15 días. Tuvieron dos casos positivos hace dos semanas, pero los involucrados no tuvieron síntomas graves, fueron aislados y la situación no pasó a mayores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (4)