19 de marzo de 2020 12:57

ECU-911 registró 16 fiestas y reuniones sociales en Quito pese a la emergencia por el covid-19

El ECU-911 recibió llamadas de alerta por parte de vecinos de distintos sectores de Quito. En la foto, operativos de movilidad tras decretarse el Toque de Queda, por la emergencia sanitaria del covid-19, en la av. De los Shyris, la noche de este 18 de mar

El ECU-911 recibió llamadas de alerta por parte de vecinos de distintos sectores de Quito. En la foto, operativos de movilidad tras decretarse el Toque de Queda, por la emergencia sanitaria del covid-19, en la av. De los Shyris, la noche de este 18 de marzo del 2020. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 43
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 6
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde la noche del miércoles 18 de marzo hasta la madrugada del jueves 19 del 2020 se registraron 16 fiestas y reuniones sociales en Quito.

La Policía detectó que incluso los participantes de los encuentros ingirieron alcohol. Esto a pesar de la vigencia de una emergencia sanitaria decretada en el país.

El ECU-911 recibió llamadas de alerta por parte de vecinos de distintos sectores de Quito. Por ejemplo, en las calles Nueva York y Oriente, en el centro de la ciudad, la Policía intervino para terminar con una fiesta de 40 personas. Ahí se encontraron bebidas alcohólicas.

En otro sector, en la Tribuna de Los Shyris, en el norte, se citó a personas que al interior de un auto bebían cervezas a pocos minutos de las 21:00, cuando inicia el toque de queda que rige hasta las 05:00.

Otros conductores sí violaron la restricción de movilidad en Conocoto por estar bebiendo al interior de los vehículos. Ellos fueron sancionados.

El director del ECU-911 nacional, Juan Zapata, señaló que además se identificaron bailes dentro de vivienda en los sectores de El Conde y Turumbaba, en el sur de Quito; en la Rumiñahui y en la Eloy Alfaro y 6 de Diciembre, en el norte y también en domicilios ubicados en Conocoto.

En la mayoría de los casos, la Policía obligó a que se terminarán las reuniones y enviaron a los asistentes a las casas. Zapata precisó que no se puede sancionar a todos ya que no se contaría con espacios disponibles para todos los infractores. Él apeló a la lógica de las personas para evitar reuniones y así evitar que se expanda el covid-19.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (78)
No (15)