1 de noviembre de 2020 19:12

Días calurosos y madrugadas frías se prevén para lo que queda del feriado de Difuntos en Quito

Se espera que se produzcan ráfagas de viento moderado, con mayor presencia en los valles y el norte de Quito para el resto de días del feriado de Difuntos y la independencia de Cuenca, señaló el Inamhi. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Se espera que se produzcan ráfagas de viento moderado, con mayor presencia en los valles y el norte de Quito para el resto de días del feriado de Difuntos y la independencia de Cuenca, señaló el Inamhi. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 2
Yadira Trujillo

Condiciones de poca humedad se prevén en Quito para los dos días que quedan de este feriado por los Difuntos y la independencia de Cuenca. Esto se va a reflejar en cielos poco nubosos y abundante radiación solar en el día. A la vez, la ausencia de nubosidad provocará que en las madrugadas la temperatura descienda.

Así lo explicó Javier Macas, técnico del área de pronóstico y alertas meteorológicas del Inamhi. “Vamos a tener madrugadas frías y el día va a ser caluroso con bastante radiación ultravioleta”.

También se espera que se produzcan ráfagas de viento moderado, con mayor presencia en los valles y el norte de la ciudad, señaló Macas. Estas condiciones, dijo, van a durar hasta el miércoles 4 de noviembre. Paulatinamente, desde el jueves o viernes, se prevé aumento de la nubosidad.

En las redes sociales del Inamhi se compartirán datos sobre la temperatura máxima y la correspondiente a las madrugadas. “Van a ser sensaciones bastante altas de calor y bastante bajas de frío en el caso de las madrugadas”, reiteró Macas.

Para la capital se espera que la temperatura máxima oscile entre 24 y 26°C, bajo sombra. Dentro de un automóvil o a pleno sol la sensación va a ser mucho más alta, dijo el técnico del Inamhi. La temperatura mínima, en cambio, va a disminuir según la zona. Será de entre ocho grados centígrados en el centro y norte de la ciudad y en el sur podría estar entre dos y tres grados centígrados.

El técnico recomienda tener en cuenta los cambios bruscos en la temperatura, especialmente en la madrugada, “que hará bastante frío”. Por ello sugiere salir abrigados y evitar estar expuestos entre las 04:00 y 06:00, que es cuando las temperaturas están más bajas.

Además recordó que al mediodía se van a sentir las temperaturas más altas y el índice de radiación ultravioleta será extremadamente alto, por lo que se requiere protección adicional como gorras, hidratación constante y estar bajo la sombra la mayor cantidad de tiempo posible, especialmente entre las 10:00 y 15:00.

Las personas que vivan en los valles y el norte de Quito, dijo Macas, deben tener en cuenta que se presentarán ráfagas de viento que podrían ocasionar que objetos que no estén bien sujetos al piso puedan salir volando. En el sur, en cambio, se esperan los mayores descensos de temperatura.

En días anteriores al feriado se registraron precipitaciones, en la madrugada, en varios sectores de Quito, dijo el técnico del Inamhi. En la región amazónica, detalló, estuvo lloviendo fuerte y con tormentas, pero por circulación del viento no ingresó a la capital de manera constante y no se sintió mucho, debido a que las precipitaciones fueron en la madrugada.

Estas condiciones, señaló el técnico, implican que para quienes viajaron fuera de la ciudad, las condiciones climáticas serán óptimas para el regreso a Quito. “Tal vez quienes vuelvan de la región amazónica puedan notar en ciertos sectores de la cordillera oriental bastante saturación porque ha estado lloviendo allá. Puede que haya algunos deslizamientos de masa. Sin embargo si salen el martes hasta ese día ya estaría bastante seco”.

En general, concluyó el técnico, todo el país está bajo las condiciones de una masa seca, que provoca que la presencia de precipitaciones sea muy limitada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)