Juez pide a Interpol que emita difusión roja contra …
Superintendencia exige a Banco Pichincha contratar a…
Nueve motocicletas fueron retenidas en operativos en Tulcán
31% de privados de libertad están en educación media
Cinco de cada 10 microemprendedoras sufren violencia…
Llori y Blinken hablaron de fortalecer a la democracia
Dosis de Sinovac para infantes es igual a la de adul…
Militares y policías se unen en operativos antidelin…

Quito está desprotegida

Los habitantes  han visto con indignación e impotencia cómo desaparecen bajo el fuego decenas de hectáreas de bosque protector  y amplios espacios de los pocos parques que le quedan a Quito.

Como han denunciado los grupos ambientalistas, el daño que se hace al entorno urbano es muy grave porque la regeneración de la flora es un proceso lento y esto perjudica la calidad de vida de la gente.

La reacción de las autoridades ha sido débil frente a la tragedia ecológica y social que significa incrementar la ya preocupante contaminación del aire y destruir la vegetación de las laderas. Esto implica no solo un impacto para las especies nativas y el paisaje, sino que se pierde una barrera natural para defender a la urbe de inundaciones y aludes.

Hasta ahora no es claro que el Municipio tenga una política para defender el cinturón verde y evitar las invasiones a los cerros como producto del clientelismo electoral y la demagogia populista.

Los ciudadanos se sienten más desprotegidos y molestos porque es evidente que, al menos desde hace una década, ninguna autoridad ha mostrado decisión para ejecutar un plan que racionalice la migración interna hacia Quito y que mantenga  parámetros de desarrollo que permitan a la ciudad crecer en armonía con la naturaleza.

Bastó recorrer la ciudad este domingo para constatar cómo Quito fue asediada por innumerables incendios. Si los Bomberos y el Municipio no cuentan con el equipamiento suficiente, es hora que el Gobierno, o la entidad que corresponda, entregue a Quito los fondos necesarios.

También es hora de que  el Cabildo diseñe planes a mediano y largo plazos para que los pocos bosques y espacios verdes que quedan no los destruya la falta de educación de ciertos ciudadanos y la inacción de las autoridades.

Suplementos digitales