8 de septiembre de 2019 12:55

Quito cumple 41 años de ser Patrimonio Cultural de la Humanidad

Quito se caracteriza por sus diversos eventos culturales. Recientemente, los quiteños disfrutaron de LiberArte y sus esculturas lumínicas de las plazas y espacios emblemáticos. Foto: Diego Pallero/ELCOMERCIO

Quito se caracteriza por sus diversos eventos culturales. Recientemente, los quiteños disfrutaron de LiberArte y sus esculturas lumínicas de las plazas y espacios emblemáticos. Foto: Diego Pallero/ELCOMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El 8 de septiembre de 1978, hace 41 años, Quito, la capital de Ecuador, fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“Quito forma un ensamble sui generis armónico donde las acciones del hombre y la naturaleza se han juntado para crear una obra única y trascendental”, dicta la Unesco. Así lo recordó Luz Elena Coloma, concejal de Quito, que publicó una foto de la inscripción de la Unesco, en su cuenta de Twitter, este domingo 8 de septiembre del 2019.

Quito fue la primera ciudad en el listado del Patrimonio Mundial. "La inscripción en esta lista confirma el valor universal excepcional de un sitio cultural o natural que debe ser protegido para el beneficio de la humanidad", reza el certificado de la Unesco.


La ciudad fue fundada, oficialmente, por los españoles, el 6 de diciembre de 1534, pero es mucho más antigua. Por eso, es catalogada como una ciudad inmortal, por su carácter milenario.

Quito, entre otros atractivos, tiene el Centro Histórico, uno de los mejor conservados de América Latina, un espacio único y una de las joyas de los patrimonios culturales de la humanidad y la mayor en Suramérica.

La capital cuenta con diferentes historias que hacen compañía con sus hermosas calles, museos, iglesias y plazas, que se siguen manteniendo intactas con el transcurso de los años.  

Quito desde la pre-historia fue la cuna de diferentes y valiosas culturas aborígenes. Más tarde, el 6 de Diciembre de 1534, Sebastián de Benalcázar fundó la Villa de San Francisco de Quito la misma que se edificó sobre las ruinas de la ciudad aborigen, adoptando de inmediato un modelo urbano en retícula, el cual se conserva hasta la actualidad, señala la página web del Instituto Metropolitano de Patrimonio.

A sus 41 años, Quito y su patrimonio cultural sigue estando presente en cada uno de sus habitantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)