10 de enero de 2021 00:00

El covid-19, un vecino más en Chillogallo

La mayoría de pobladores del barrio Buenaventura Alta, en el sur de Quito, es indígena.

La mayoría de pobladores del barrio Buenaventura Alta, en el sur de Quito, es indígena.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 7
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Betty Beltrán

Buenaventura Alta está incrustada en las laderas por donde zigzaguea la vía antigua a Santo Domingo. Este barrio de unas 2 000 familias, la mayoría indígena, está en la parroquia de Chillogallo, donde se reporta el mayor número de casos de contagios del covid-19.

Es uno de los lugares donde la pandemia ha atacado con fuerza, asegura el presidente de la Federación de Barrios de Quito, Willian Basantes.

Buena parte de sus habitantes se dedica al comercio autónomo y a la construcción. Familias enteras viven del día a día y no pueden quedarse en casa, apunta Ricardo Pasas, presidente de este barrio de casas humildes.

Los primeros casos se reportaron un mes después de la detección del virus en el país, a inicio del pasado abril. Ante el temor, “los moradores pusieron su fe en los remedios que Dios puso en el campo y a los buenos oficios del curandero que vive por aquí”, admite Pasas. Los pacientes delicados sí fueron al dispensario médico o al hospital más cercano.

La gente de Buenaventura trabaja en lo que se conoce como Chillogallo Histórico y en los alrededores del mercado Las Cuadras. Son sitios donde converge buena parte de la población de los 68 barrios restantes que tiene Chillogallo.

Al inicio, ante la avalancha de casos positivos, los 12 miembros de la directiva de Buenaventura se repartieron por las calles de tierra para insistir con un pedido: no salgan de casa. Pero el confinamiento no se extendió por mucho tiempo, porque las cabezas de hogar debieron salir a trabajar para mantener a sus familias “de más de cinco personas en promedio”, apunta Pasas.

Made with Flourish

Las caminatas se mantienen hasta hoy, pero el pedido es otro: “Usen mascarilla y mantengan el distanciamiento”. Sin embargo, hay grupos enteros que van y vienen sin acatar las normas de bioseguridad.

La Secretaría Metropolitana de Salud confirma que Buenaventura es uno de los barrios sensibles, pero no precisa un número de contagios. El pasado miércoles, brigadas llegaron al punto para hacer un testeo y saber cuánta gente ya ha desarrollado anticuerpos para el coronavirus. Es decir, cuántos ya tuvieron la enfermedad y ya estarían inmunizados.

No fue el único lugar donde ocurrió la toma de pruebas. En este plan piloto se priorizaron 70 barrios de las parroquias con altas cifras de contagios: Chillogallo, Guamaní, La Magdalena, Cotocollao y Calderón. Tras los resultados se sabrá, dice Francisco Pérez, director de Política y Planeamiento de la Secretaría de Salud del Municipio, cuáles son las zonas más afectadas y los barrios que tuvieron una mayor carga de enfermedad.

Solo en Chillogallo, las 40 brigadas llegaron a 17 barrios: aparte de Buenaventura, estuvieron, entre otros, en 23 de Mayo, San Luis, El Tránsito, La Garzota, Santa Ana, Santa Rosa segunda etapa, Turubamba de Monjas y Colinas del Sur.

En la lista no figuró Vista Hermosa, un barrio que, según sus dirigentes, tiene alto número de contagiados. Más de la mitad de la vecindad dio positivo, aseguran Basantes y la dirigente María Pilaquinga, pero no hay cifras oficiales.

Este sector está en la vía a Lloa y tiene 153 familias. Las ocupaciones más usuales son: comercio autónomo, construcción y trabajo doméstico. Este último no se ejerce tras la pandemia y se optó por la crianza de animales menores.

“Septiembre y octubre fueron los meses con más contagios; en toda la pandemia hemos tenido, al menos, 15 fallecidos”, sostiene Pilaquinga. Para prevenir, entre otras acciones, fumigaron el barrio y hubo charlas sobre cómo cuidarse.

Son creyentes y no dejan de orar a la Virgen de El Cisne. Por Zoom, siguen las cadenas de oración en la capilla Milagrosa. Y también apelan a la efectividad de la naturaleza: en la mesa no faltan ajo, manzanilla, cúrcuma, jengibre y, al caer las tardes, las vaporizaciones con eucalipto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (5)