4 de septiembre de 2018 00:00

Calle Venezuela en el Centro Histórico será peatonal en dos horarios definidos

Desde las 10:00 de este lunes 3 de septiembre del 2018, el paso de los vehículos por la calle Venezuela fue cerrado. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Desde las 10:00 de este lunes 3 de septiembre del 2018, el paso de los vehículos por la calle Venezuela fue cerrado. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 20
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Daniel Romero. Redactor (I)
dromero@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El paso de vehículos por el tramo de la calle Venezuela, entre Bolívar y Mejía, en el Centro Histórico de Quito, tomó por sorpresa a los conductores, peatones y dueños de comercios.

Entre las 06:00 y las 10:00 de este lunes 3 de septiembre del 2018, el Municipio permitió el tránsito de automotores, después de 72 días -hasta el domingo pasado- de haber cerrado la vía para la reparación de tuberías y la construcción de la plataforma única que niveló la calzada con la acera, en el tramo entre la Espejo y la Chile.

La Alcaldía optó por dar los primeros pasos para peatonalizar ese tramo de vía pese a que, cuando comenzó el cierre, se anunció que al finalizar los trabajos se retomaría el tránsito habitual en esa vía.

Angélica Arias, directora del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), señala que, después de las evaluaciones sobre el impacto en la movilidad por el cierre de ese tramo de vía, se decidió no volverla peatonal por completo.

“Hasta que entre en funcionamiento el Metro de Quito, en diciembre del próximo año, no va a ser posible convertir en peatonal a la calle Venezuela”, comentó la funcionaria.

Calle Venezuela será peatonal seis horas al día, de lunes a viernes


Julio Puga, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), indica que habrá horarios para peatones y para el paso de los vehículos. Es decir, hay una peatonalización parcial que entre semana será de seis horas (de 10:00 a 16:00) y los fines de semana de 12 horas (de 08:00 a 20:00).

Entre los dueños de los locales comerciales la opinión sobre esta medida está dividida. Guadalupe Vilaña es dueña de un local comercial. Ella dice que en estos más de dos meses de cierre, sus ventas bajaron, al menos, en un 40%. “Nos sentimos burlados porque se suponía que se reabriría cuando terminen los trabajos. El que no pasen vehículos nos perjudica como negocio”.

Gustavo Ordóñez no concuerda con Vilaña. Él atiende un local ubicado en la Venezuela y Espejo, y dice que la reducción del esmog y el ruido son las ventajas de la peatonalización en la Venezuela.

“Los clientes pueden caminar tranquilos por la calle, incluso con niños, lo cual es muy difícil con los vehículos circulando tan cerca de las aceras”, comenta Ordóñez.

Para Matilde Velasteguí, dueña de un local de ropa, el problema no es solo que se redujeron las ventas sino que en la noche es una zona insegura. “Con el paso de vehículos se veía más movimiento en la noche. Ahora lo que se observa, en gran medida, son indigentes que piden caridad o comida a los turistas”.

Sobre esta inquietud, el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, señala que se ha fortalecido la presencia de personal de Policía Metropolitana, y no solo por un tema de seguridad sino también con el objeto de controlar el comercio autónomo en las vías peatonales y el resto del Centro Histórico.

La estrategia del Municipio, según Rodas, es crear espacios públicos que generen convivencia ciudadana. “Donde existe convivencia ciudadana es más difícil que se cometan delitos”, precisa.

La apertura parcial de la Venezuela coincidió con el regreso a clases del año lectivo 2018-2019. Esto, según los datos de la AMT, ocasiona que el 30% de vehículos que dejaron de circular con el inicio de las vacaciones retorne a las vías.

Una vez que se volvió a cerrar el paso a los vehículos, desde las 10:00 de ayer, hubo congestión, sobre todo en la calle Bolívar, por donde se desvían los autos que continúan su trayecto hacia el norte.

Bolívar Iturralde, conductor, dice que se tardó 25 minutos entre el sector de El Tejar y la calle Venezuela. “Está terrible el tráfico. Aparte del cierre se nota que hay más vehículos en la calle por las clases”.

Para César Arias, experto en temas de movilidad, la decisión de hacer peatonal la Venezuela es adecuada. Él sostiene que así se reduce la afectación al Centro Histórico por el esmog y las vibraciones que provocan los vehículos. Además, señala el especialista, mejora la movilidad para los peatones porque las aceras de la calle Venezuela son muy estrechas para caminar.

“La tendencia mundial es facilitar el tránsito de los peatones. Sin embargo, lo que hay que hacer es tomar decisiones con base en criterios técnicos. Un tema importante es analizar el impacto en la movilidad y en los negocios que operan en esa calle”, opina Arias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)