27 de abril de 2019 00:00

La urbe tiene el desafío de registrar la biodiversidad

Un grupo de estudiantes de la Universidad Católica se unió ayer al reto de registrar especies urbanas de la capital. Foto: Misael Morales / EL COMERCIO

Un grupo de estudiantes de la Universidad Católica se unió ayer al reto de registrar especies urbanas de la capital. Foto: Misael Morales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Ana Guerrero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Caminar con atención por el jardín de los hogares, volver la vista hacia los árboles, los parques y las quebradas. Este es el Desafío Naturaleza Urbana, en el que se embarcó Quito. Se trata de un reto internacional en el que participan más de 150 ciudades del mundo, promovido por la Academia de Ciencias de California y el Museo de Historia Natural del condado de Los Ángeles.

Desde ayer 26  y hasta el lunes 29 de abril del 2019, colectivos, estudiantes, expertos y vecinos tienen una tarea: registrar el mayor número de especies en la urbe. “Salgamos a observar y a registrar la biodiversidad quiteña, hagamos ciencia ciudadana en Quito y mostrémosle al mundo la diversidad de flora y fauna con que vivimos”. Esta es la consigna planteada.

El Zoológico de Quito, ayer, fue uno de los primeros escenarios para el registro. En este participaron estudiantes del Colegio Guayllabamba. La actividad arrancó a las 08:00.

Hay varias rutas propuestas para que la comunidad se sume. Martín Bustamante, director del Zoológico y uno de los promotores de que la ciudad emprendiera el reto, aclara que los recorridos son una alternativa.

Cada persona, familias o amigos pueden tener su propia experiencia.
Hay cerca de 50 eventos programados para los cuatro días fijados para el registro y unas 470 personas participarán de cajón. Bustamante recuerda que mientras más se unan, desde cualquier punto, aumentarán las opciones de ganar. En este ‘desafío’ se toman en cuenta: mayor número de participantes, de observaciones (pueden registrarse ejemplares repetidos) y la cantidad más grande de especies. Este último punto dará la victoria.

Las herramientas para el conteo son voluntad, un celular o un computador y la aplicación Natusfera (disponible para iOS y Android, y es gratuita). Luego de descargar la plataforma, solo es cuestión de empezar a buscar especies, captar una fotografía y subirla.

quito


No importa si desconoce el nombre de la variedad de flora o fauna, pues como también se trata de aprender, quienes lo sepan podrán decirlo a manera de comentario en la plataforma. Lo que no se debe incluir son perros o gatos.

Ayer, hasta las 12:20, 191 personas ya reportaban observaciones a través de la plataforma. Solo hasta esta hora, se recibieron 2 400 registros.

Este año, la capital participa por primera vez. En el 2018, San Francisco fue la ciudad ganadora: 3 211 especies. Luego del registro, del 30 de abril al 5 de mayo se hará la identificación de lo reportado y el 6 de mayo se conocerá al ganador.

Andrea Muñoz, decana de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Católica y coordinadora del Encuentro de Geógrafos de América Latina (este mes en Quito), habla de otra premisa atada al reto: acercar la comunidad a la naturaleza. La tarea: definir cómo hacer que la urbe sea más verde. Más aún tomando en cuenta que para el 2050 se plantea que el 80% de la población mundial viva en ciudades.

El Municipio refiere que Quito es la urbe del país con más sitios verdes por habitante. El Índice Urbano Verde (IVU) es de 21,6 metros cuadrados por persona. La Organización Mundial de la Salud marca como un parámetro internacional entre 9 y 15 m².

De todas formas, Andrés Ortega, veterinario y director de la especialidad en la UTE, alerta que el cemento le sigue haciendo frente a la naturaleza. Esta realidad va relacionada con la disminución de especies como ranas, culebras, lagartijas. En la urbe se han logrado ver lechuzas, quilicos, búhos, lobos de páramo.

Si bien no hay una cifra global de las especies que conviven con los capitalinos, se cuenta con referentes. Por ejemplo, entre el 22 y 24 de diciembre del 2018, el colectivo Aves Quito, con la participación de 86 personas, identificó 131 variedades de plumíferos.

Sandra Espinoza es parte de la coordinación del grupo. Cuenta que se sumaron al Desafío y propusieron rutas, como en el parque La Armenia, mañana a las 06:00.

Muñoz, en cambio, se unió al registro con 13 estudiantes de Ecoturismo. Ayer salieron para monitorear la biodiversidad de La Floresta, donde se pueden hallar arupos, cholanes y San Pedro.

Esas son algunas de las especies que, en palabras de Ortega, se pueden observar no solo durante los días que durará el Desafío, sino a diario, si nos tranquilizamos de nuestra agitada vida cotidiana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)