6 de febrero de 2020 00:00

398 bicicletas públicas del sistema BiciQuito están embodegadas

Usuarios utilizaron ayer las bicis eléctricas en la extensión de la av. Simón Bolívar, en la ruta Bicentenario-Carapungo. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Usuarios utilizaron ayer las bicis eléctricas en la extensión de la av. Simón Bolívar, en la ruta Bicentenario-Carapungo. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 35
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Ana María Carvajal

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Solo 215 de las 613 bicicletas mecánicas y eléctricas que tiene el sistema BiciQuito están operativas. Este servicio de bicicleta pública funciona en la ciudad desde el 2012 y este miércoles 5 de febrero del 2020 incorporó una nueva ruta entre Ciudad Bicentenario (Pomasqui) y Portal Shopping (Carapungo).

Este circuito empezará con 10 bicis eléctricas y progresivamente llegará a 100, en un plan de movilidad alternativa en la extensión de la avenida Simón Bolívar. La idea es motivar a la gente que vive en Carapungo, Urabá, Ciudad Bicentenario y otros puntos para usarlas de lunes a viernes, de 07:00 a 17:00.

Esto facilitará, por ejemplo, que la gente realice gestiones en el centro comercial sin problemas de estacionamiento, luego de viajar 6 km en bici.

Marcelo Maila vive en Ciudad Bicentenario y tiene una bicicleta de carreras. Ayer se estrenó en una eléctrica, le gustó la experiencia y la repetirá. Considera que así ayudará a reducir la contaminación y los embotellamientos, al tiempo que hace algo de ejercicio.

Juan Manuel Aguirre,
director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), señala que se difundirá el servicio en colegios como el réplica Montúfar y se buscará un acuerdo con sus autoridades y con el centro comercial, para que se difunda su uso. A cambio, la AMT garantizará la seguridad en la ruta en el carril destinado a las bicicletas.

398 bicicletas públicas están embodegadas


Las bicis volverán a las vías luego de que se les instalara un nuevo sistema de rastreo, pues sin él no podían usarse, por razones de seguridad.

BiciQuito tiene actualmente 7 916 usuarios carnetizados, pero ha enfrentado tropiezos. 518 de estos vehículos se perdieron entre el 2016 y el 2018; la Alcaldía de ese entonces indicó que el seguro no pagaría la indemnización, aduciendo incumplimientos en el contrato.

Desde el 2017, el sistema está a cargo de la AMT, que dispuso a 81 personas en las 24 estaciones distribuidas entre La Y (norte) y Santo Domingo (centro). Ahora dos están fuera de servicio, mientras se realizan obras del Metro.

Según la AMT, la actual administración recibió 40 bicicletas funcionando y se hacen mingas para arreglar poco a poco las dañadas. El objetivo es reactivar 240 mecánicas y otras 196 eléctricas.

Para usuarios como Elena Morales, esta es una buena alternativa de movilidad. Ella la usó durante cuatro años. Pero ha dejado de hacerlo porque “las bicis están viejas y porque con los trabajos del Metro en La Carolina no podía pasar fácilmente y me daba miedo”.

Cree, además, que el trámite para registrarse es complicado. “Sacar el carné se demora. Al pedir una bicicleta en una estación debía firmar un papel en lugar de contar con un sistema automatizado”. También dejó este sistema porque no tiene un plan de asistencia mecánica. Una vez se zafó la cadena de una bicicleta en la Eloy Alfaro y Shyris y debió caminar hasta la estación del Magap para entregarla.

Sandra Díaz es otra exusuaria. El año pasado dejó de utilizar el sistema que había aprovechado desde el 2014. Con el tiempo notó que de cinco bicicletas en una estación solo una tenía bien el asiento, los frenos y las llantas, por ejemplo.

Díaz considera que es necesario que se haga un mayor control del estado en que se entregan y reciben las bicicletas, porque sin mantenimiento los problemas aumentan.

“A la bicicleta pública le falta ser una pieza más del engranaje del transporte público”, sostiene Galo Cárdenas, planificador de transporte. “La bicicleta pública deberá integrarse de manera física, tarifaria y comunicacional para los usuarios del sistema de transporte en Quito”.

“Hasta ahora -dice- se ha tomado como un ornamento que no se integró, que se consideró marginal y contó con baja inversión. Para que un sistema se mantenga por sí solo se debe invertir y abrir la participación a actores privados”.

Aunque considera positivo que se haya implementado este nuevo plan en la Simón Bolívar, cree que seguirá siendo una medida parche, si no se articula adecuadamente con las paradas del Metro, Trole y Ecovía, por ejemplo. Además, hace falta información en línea y tecnologización del servicio.

El plan inicial contemplaba sumar estaciones hasta llegar a La Ofelia (norte) y Quitumbe (sur). Para Cárdenas, retomar eso y potenciar lo ya existente tendría otro beneficio: aumentaría la demanda del Metro.

No olvide

Si quiere usar bicicletas municipales, inscríbase en www.biciquito.gob.ec.

Llene sus datos, luego descargue el formulario y el contrato de la página.

Entréguelos en las oficinas de la AMT (El Telégrafo E7-58yElPorvenir).

Vuelva luego de siete días laborables para recoger su carné de usuario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)