14 de noviembre de 2018 00:00

Vendedores de El Quinche se alistan para malanocharse

En el santuario de El Quinche están programadas misas desde las 00:00 hasta las 09:00. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

En el santuario de El Quinche están programadas misas desde las 00:00 hasta las 09:00. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 5
Ana María Carvajal

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cada 15 minutos el ruido de los voladores rompía ayer, martes 13 de noviembre del 2018, la tranquilidad de El Quinche, tres días antes de que se inicie la romería anual en honor a la Virgen que reina en el santuario de la parroquia, ubicada al noroeste de Quito.

Algunos de los 37 puestos de los miembros de la Asociación Virgen de El Quinche aún estaban cubiertos por costales. En otros, los vendedores ofrecían velas, escapularios, rosarios, estampas y otros artículos religiosos, junto a juguetes.

María Chávez, quien trabaja allí desde hace 20 años, cuenta que dos noches al año, la del viernes y el sábado de romería, la mayoría de vendedores no duerme en casa, sino que se queda en su puesto, para ofrecer recuerdos a los devotos de María. En esos días, su hijo Alexander Encalada, de 24 años, le ayuda con la clientela.

A fines de noviembre deben comprar más mercadería. Aunque con el tiempo la competencia ha aumentado, en estos días mejoran las ventas.

La romería será entre el 16 y el 18 de noviembre, pero también suele haber afluencia el 21, que es el día oficial de la fiesta de Nuestra Señora de la Presentación de El Quinche, tallada por el artista Diego de Robles, en madera, en el siglo XVI. “El 21 es como un domingo movido”, dice Chávez.

Cerca de su puesto está el de Gloria Ruiz, quien lleva 50 años en este negocio; empezó a vender recuerdos religiosos desde pequeña. Si bien se calcula que llegará más de un millón de devotos, Ruiz afirma que cada año menos gente compra rosarios, escapularios o figuras religiosas. Lo que siempre tiene demanda son las velas. Usualmente, ella abre su puesto entre las 06:00 y las 18:00. Este fin de semana no habrá descanso. 1 200 comerciantes están autorizados para vender durante la romería.

Está previsto que las vías se cierren desde las 18:00 del viernes hasta las 04:00 del sábado. Ese día se cerrarán nuevamente a las 16:00 y se abrirán a las 04:00 del domingo. Para la seguridad y asistencia habrá 1 872 policías nacionales y 2 500 funcionarios municipales. También habrá 17 puntos de asistencia médica, 13 de información, 25 baterías sanitarias y siete zonas de hidratación donde se espera atender 330 000 vasos de agua al día.

Desde hace 15 años, la devoción por la Virgen motiva a un grupo de 10 amigos que sale a las 20:00 del viernes desde el Comité del Pueblo rumbo al santuario. Al inicio eran unos 30, pero muchos se han casado y ya no los acompañan, cuenta Álex Trujillo, de 36 años. Caminan con fe y sin prisa durante 8 horas, ayudándose en la ruta, para cumplir la promesa que le hicieron a su Virgencita, como la llaman con cariño. Hasta hace unos ocho años, siempre había alguien que regresaba maltrecho: con un pie tronchado, las manos o rodillas lastimadas. Ahora la ruta es más segura y algunos tienen previsto llevar a sus hijos.

Para otros, esta será la primera peregrinación. Se trata de los integrantes del grupo Dios en la Montaña. Son profesores, alumnos y padres de familia del colegio católico José Engling. Partirán desde Tumbaco hacia El Quinche. Diego Moscoso cuenta que la convocatoria se hizo en un grupo de WhatsApp, formado por 120 personas. Alrededor de 40 aceptaron unirse.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (6)