23 de septiembre de 2019 15:05

Quiebra de Thomas Cook agudiza temporada baja en el Caribe mexicano

Los pasajeros hacen cola en el mostrador cerrado de facturación de Thomas Cook en el Aeropuerto Internacional de Cancún, México, el 23 de septiembre de 2019. La bancarrota del operador turístico británico tendrá un fuerte impacto en los centros turísticos

Los pasajeros hacen cola en el mostrador cerrado de facturación de Thomas Cook en el Aeropuerto Internacional de Cancún, México, el 23 de septiembre de 2019. La bancarrota del operador turístico británico tendrá un fuerte impacto en los centros turísticos del Caribe mexicano, advirtieron las autoridades este lunes. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La quiebra del turoperador Thomas Cook, uno de las más importantes para el Caribe mexicano, tomó por sorpresa a muchos de los empresarios turísticos de la región, algunos de ellos pendientes de pagos por parte de la compañía británica.

Mientras que pequeños hoteleros y agencias de viajes señalan que se mantiene la incertidumbre y no han logrado establecer contacto son los representantes locales de Thomas Cook, propietarios de grandes cadenas hoteleras reportan que se han establecido las primeras líneas de comunicación.

José Chapur Zahoul, director general del Grupo Palace Resorts, consideró a Efe que, si bien en un primer momento hubo muchos nervios en el sector, parece que la solución no sería tan lejana.

"Las leyes inglesas son muy rigurosas con estos temas de quiebra. Ya recibimos una confirmación por parte de la aseguradora que debe pagar las deudas de Thomas Cook, es una agencia avalada por el Gobierno inglés, por lo que nos dicen las operaciones pasadas están blindadas", señaló.

Chapur Zahoul reconoció que la caída de Thomas Cook "golpea" fuertemente a la industria turística de Cancún y la Riviera Maya, pues se encontraba entre las primeras 12 posiciones de las agencias con más llegadas al destino.

Además de eso, destacó, el turismo inglés permitía equilibrar un poco la ocupación en los meses más difíciles para la zona, pues llegaba entre agosto y diciembre, lo que se considera la temporada más baja del año.

"La ventaja del mercado inglés es que venía en temporada baja. De agosto a diciembre, que es cuando los hoteles más lo necesitan, el hueco que deja esperamos que pronto se llene a través de otras agencias", expresó el empresario.

Luego de varios años de mantener niveles promedio por arriba del 80 % de ocupación, tanto Cancún como Riviera Maya han registrado cifras que rondan el 70 %.

A esta situación han contribuido fuertemente la imagen de inseguridad y el recale de grandes cantidades de sargazo que han cambiado drásticamente la belleza natural de las playas.

La zona del Caribe mexicano recibe al año un promedio de 100.000 turistas ingleses, de los cuales el 20 % llegan a Cancún y el 80 % a la Riviera Maya.

Un porcentaje considerable pertenecían al mercado de jubilados y pensionados.

Por su parte, Roberto Cintrón, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos dijo a Efe que desde las primeras horas de este lunes empezaron a recibir llamadas de directivos hoteleros buscando más información y alternativas para enfrentar las afectaciones.

"Esto empezó a manejarse desde el viernes pero aun así te agarra con los dedos de la mano en la puerta y en fin de semana. La gran mayoría de estos pasajeros compraban a 6 meses o un año", explicó.

A nivel local es poca la información disponible de ahí que los prestadores de servicios turísticos empiezan a buscar alternativas a través de organismos como las asociaciones de hoteles y autoridades estatales.

"Justo acabo de recibir una llamada de un hotel que tenía relaciones comerciales con Thomas Cook, con ellos la agencia tiene una deuda de 150.000 dólares. Es solo un hotel y era de los de producción más baja, pero las afectaciones son mucho mayores en los hoteles grandes de la Riviera Maya que es donde se concentraba el volumen más alto de turistas ingleses", aseguró.

En definitiva, señaló Cintrón, la quiebra de Thomas Cook deja "boquetes financieros muy fuertes" en el sector turístico de Cancún y de la Riviera Maya.

El turoperador británico Thomas Cook, en suspensión de pagos desde esta madrugada, ha causado gran impacto en importantes mercados turísticos como España -especialmente en Canarias y Baleares- o en Italia.

Además, más de 150 000 turistas británicos empiezan desde este lunes a ser trasladados al Reino Unido en la mayor labor de repatriación en este país desde la II Guerra Mundial.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)