25 de junio de 2018 00:00

Quesos, joyas y antibióticos, a mejor precio desde acuerdo con EFTA

Relojes suizos de firmas como Longines, Tissot y Rado se venden en el centro comercial San Marino, en Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Relojes suizos de firmas como Longines, Tissot y Rado se venden en el centro comercial San Marino, en Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
María Angelina Castillo
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, tiene previsto firmar hoy (24 de junio del 2018), en Islandia, el Acuerdo Comercial de Asociación Económica Inclusiva con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés).

Productos como quesos, antibióticos, relojes, fertilizantes y maquinaria industrial llegarán a un menor precio desde los países nórdicos.

Las preferencias arancelarias entrarán en vigor tres meses después de que el tratado sea ratificado por las naciones.

De acuerdo con la embajadora de Suiza en el país, Rita Hämmerli-Weschke, su gobierno espera que este proceso se concrete durante el segundo semestre del 2019.

El EFTA es un mercado de 12,5 millones de habitantes con un alto poder adquisitivo. Está conformado por Suiza, Noruega, Liechtenstein e Islandia.

Desde que entre en vigencia el acuerdo, ingresarán al país con arancel 0% algunos productos farmacéuticos, fertilizantes, insumos de tecnología médica (audífonos o implantes), entre otros.

Mientras que habrá una desgravación progresiva para diversas preparaciones alimenticias, bebidas energéticas, alimentos infantiles o galletas. Además, se fijó un contingente para importar 140 toneladas de queso procedente de Suiza exento de aranceles.

También hay beneficios para el ingreso de cosméticos, vehículos y joyas, entre otros.

Ecuador importa principalmente productos farmacéuticos de Suiza. Con el acuerdo, según la embajadora de ese país en Ecuador, hay potencial de crecimiento en el ingreso de maquinarias y sus repuestos, equipos eléctricos, productos de la industria química, cosméticos, relojes y joyería. También hay potencial en chocolates, galletas, bebidas y “por supuesto el queso”.

Para Juan Javier Sánchez, dueño de Almacenes Estuardo Sánchez, los acuerdos comerciales no solo benefician al importador sino también al consumidor final por dos razones.

La primera es que se amplía el portafolio de productos y marcas para el comprador. La segunda es que cuando bajan los aranceles a la importación existe una oferta de artículos con precios más asequibles.

Sánchez asegura que más del 90% de sus productos los importa desde Asia, principalmente de China. Sin embargo, el empresario ha observado buenas opciones de consumo.

“El consumidor estaría feliz de poder comprar un reloj suizo a menor precio”, expresa.

Desde Noruega
se importarán máquinas industriales, consolas eléctricas y cajas de plástico para CD y DVD.

Luis Alberto Salazar es administrador de puntos de ventas de máquinas de coser. Importa al año unas 35 000 unidades, entre industriales y domésticas, principalmente de China, pues es lo más económico.

La mayoría de sus clientes corresponde a personas que poseen talleres y fábricas o que desean emprender un negocio. La inversión promedio requerida para estos proyectos es de USD 5 000 que, por lo general, se cubre con créditos.

Salazar tiene la expectativa de que el acuerdo comercial con el EFTA facilite la importación de máquinas desde el EFTA. Entre otros insumos que llegarán a más bajo costo de los países nórdicos están fertilizantes y fungicidas, lo cual beneficia al sector agrícola.

Estos productos representan, por ejemplo, 30% de los costos de producción para arroceros y cañicultores.

Los ecuatorianos podrán adquirir productos islandeses sin arancel como aparatos para ortopedia y prótesis, generadores de corriente, entre otros.

El Ministerio de Comercio Exterior calcula un incremento de las importaciones provenientes del bloque de un 4,6%, principalmente en bienes de capital para la industria.

Con Suiza y Noruega se espera un crecimiento de 5%, mientras que el flujo de productos provenientes de Islandia podría aumentar un 3%.

Las preferencias arancelarias incluirán 1 002 partidas. De ellas, 98% es producción no agrícola. La balanza comercial no petrolera con el EFTA es deficitaria. En el 2017 Ecuador importó USD 121 millones y exportó USD 29 millones. Pero lo que más se compra del bloque es medicina y maquinaria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)