31 de agosto de 2020 10:37

Líder separatista catalán Puigdemont rompe con su antiguo partido

El expresidente catalán Carles Puigdemont puede presentarse como candidato a las elecciones europeas, decidió un Tribunal. Foto: Archivo/ AFP

Carles Puigdemont, líder separatista de Cataluña, anunció su ruptura con el partido PDeCAT. Foto: Archivo/ AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El líder separatista catalán Carles Puigdemont, presidente de esta región española durante el intento de secesión de 2017, anunció este lunes 31 de agosto del 2020 su ruptura con su antiguo partido PDeCAT, con quien mantenía discrepancias estratégicas desde hace años.

En un tuit, el líder separatista, huido a Bélgica tras la independencia fallida, explicó que había comunicado a la dirección del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT) “su decisión de darse de baja del partido”. Otros dirigentes de peso de la formación siguieron su ejemplo.

El divorcio llega después de múltiples tensiones entre Puigdemont y parte de la dirección de este partido, que recelaba de la estrategia del expresidente de instigar la confrontación permanente con las autoridades españolas y de inclinarse a postulados de izquierdas alejados de su tradicional ideología de centroderecha.

Nacido en 2016, el PDeCAT es la formación heredera de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) , partido hegemónico del nacionalismo catalán durante décadas al que Puigdemont se había afiliado a principios de 1980.

Considerado un verso libre dentro del partido, Puigdemont empezó a distanciarse de él tras la fallida secesión, con el lanzamiento en 2018 de una nueva formación bautizada La Crida con la que intentó aglutinar sin éxito las diferentes sensibilidades del independentismo.

En julio, en un intento de desembarazarse de los dirigentes no afines de su partido, fundó otro bajo el nombre de Juntos por Cataluña, la marca que utilizaba recientemente el PDeCAT para presentarse a las contiendas electorales. Esto ha provocado una confrontación judicial entre ambas partes.

Esta escisión se produce en una atmósfera preelectoral en Cataluña, con múltiples divisiones dentro del movimiento independentista, que carece de una estrategia política firme desde el fallido intento de secesión y el encarcelamiento o huida al extranjero de sus líderes.

El presidente regional Quim Torra, afín a Puigdemont, anunció en enero la próxima celebración de elecciones ante las constantes discrepancias con su socio de gobierno, el partido separatista de izquierdas ERC, pero estas no llegaron a convocarse al estallar la pandemia del coronavirus.

En una entrevista este lunes, el dirigente catalán, que podría ser inhabilitado por desobediencia por no retirar una bandera separatista de la sede del gobierno regional, evitó desvelar la fecha de su celebración.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)