Las atenciones de emergencias se retrasan por proble…
Gobierno analiza elección de asambleístas en segunda vuelta
3 570 nuevas fisuras se encontraron en Coca-Codo Sin…
Balacera en los exteriores de una escuela deja dos h…
Familia de Leandro Norero reconoció el cadáver del detenido
¿Cuánto le deben pagar si trabaja en feriado?
Latam amplía sus operaciones al exterior
90 vallas publicitarias ilegales serán desmontadas e…

La PUCE se volvió andaluza

Redacción Cultura

Sol ardiente de mediodía en Quito. Palmas y tablado. Una guitarra flamenca, color y aromas. En la Universidad Católica de Quito, el jueves pasado, se realizó por vez primera la Feria Rociera, un acto que imita las costumbres de Andalucía.

La Coordinación Cultural de la institución organizó la celebración  para festejar los 10 años  del Grupo de Danza Española de la PUCE. Desde las 10:30, las ‘bailaoras’ y los mozos ingresaron a la tarima montada al aire libre. La agrupación, dirigida por Leonor Romero, ha resultado varias ocasiones premiada por la Confederación Internacional de Profesionales de la Danza (CIAD).

Sevillanas y tanguillos, rumbas y farrucas, los ritmos se sucedían uno tras otro. También participaron artistas invitados, como Fusión Flamenco, Arte Calé, Rubén Arrieta y Puro Flamenco.
La música, tanto nacional como hispana, estuvo a cargo  de la Tuna Universitaria, las voces de la Rondalia de Abogados de Pichincha y la guitarra de Omar Mera. Puro Flamenco, quienes cerraron la cita, mostraron el enorme atractivo del ‘cante jondo’.

Para acompañar el ambiente festivo la gente degustó platos típicos de la gastronomía española, como el gazpacho y los callos a la madrileña. Con abanicos y castañuelas, con el vaivén de los vuelos de las faldas y las miradas profundas, se cerró el festival.