7 de marzo de 2018 00:00

Los proyectos vacacionales están en auge en el noroccidente de Pichincha

La urbanización Providenza ofrece áreas deportivas y de entretenimiento. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

La urbanización Providenza ofrece áreas deportivas y de entretenimiento. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 15
María Victoria Espinosa
Redactora mespinosa@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Puerto Quito y Pedro Vicente Maldonado experimentan un ‘boom’ inmobiliario. En las vías que conducen hacia esos cantones del noroccidente de Pichincha hay 10 urbanizaciones de tipo vacacional.

Estos proyectos, la mayoría en Pedro Vicente, empezaron a levantarse a finales del 2013, en fincas ubicadas cerca de ríos, bosques y cascadas de las dos zonas.

Entre todas tienen 1 000 lotes para construir viviendas o cabañas vacacionales al gusto del propietario. Los sitios tienen acceso a áreas naturales de conservación para el avistamiento de aves, fauna y una flora del chocó Andino.

El Municipio de Pedro Vicente Maldonado informó que el 80% de esos lotes ya se ha vendido a familias quiteñas, las cuales viajan a este sector los fines de semana y en feriados. “Las urbanizaciones tienen piscinas y canchas para los niños”, señaló María Trujillo, quien compró hace un año un lote en la urbanización Oasis.

Jhonny Boada, gerente general de la urbanización Quintas Providenza, informó que las constructoras invirtieron en esa zona, tras un estudio de mercado que determinó que el clima cálido, el precio de la tierra y ubicación geográfica son idóneas para la construcción.

La urbanización Silanche ofrece lotes en Pedro Vicente Maldonado. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

La urbanización Silanche ofrece lotes en Pedro Vicente Maldonado. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Pedro Vicente está a menos de dos horas de Quito y a dos horas de las playas esmeraldeñas. Además, el precio de la tierra era menor comparado con otras zonas de la provincia.

En el 2013, la hectárea en una finca, en la vía Puerto Quito - Pedro Vicente Maldonado, costaba USD 200. “Era una buena oportunidad para comprar y lotizar porque en otros lugares, como Cumbayá, el metro cuadrado estaba en USD 5 000”, explicó Boada.

El constructor Ramiro Mendieta manifestó que el ‘boom’ inmobiliario en la zona se dio tras la saturación de urbanizaciones en otras provincias turísticas y por la falta de terrenos para construir. “Entre el 2005 y el 2010 se construyeron 30 urbanizaciones en Esmeraldas, Tonsupa, Bahía de Caráquez, Canoa y Pedernales”.

Eso -agregó- hizo que se buscaran otras alternativas económicas para los turistas de la Sierra. Una de esas fue la posibilidad de que el cliente adquiriera solamente el lote, pero tuviera acceso a áreas de entretenimiento como piscinas, saunas o canchas deportivas.
Las inmobiliarias también ofrecieron a sus clientes créditos directos sin intereses.

El quiteño Jorge Ayala compró un lote en la urbanización Cascada Azul, a través de esa modalidad, hace tres años.

El lote le costó USD 13 000. “Estoy pagando la deuda con mis décimos y utilidades a cuatro años sin intereses”.

Miguel Borja, director de Planificación del Municipio de Pedro Vicente Maldonado, señaló que la lotización permitió que se generaran más recursos para la zona.

Hasta el 2013, esos lugares eran considerados como fincas en desuso, que pagaban impuestos prediales de menos de USD 20. Ahora solo un lote de una urbanización paga una cantidad similar.

El avalúo de los predios igualmente aumentó, porque se instalaron servicios básicos, al convertirse en una zona urbana y residencial.

El valor de propiedad del quiteño Diego Vásconez se incrementó de USD 17 000 en el 2015 a 23 000 actualmente (2018).

“Nosotros no compramos para vender sino para tener un lugar donde relajarnos de la contaminación y el ruido de Quito. Pero ahora nos parece una muy buena inversión”.

El funcionario del Cabildo de Pedro Vicente Maldonado reconoció que esas urbanizaciones no estaban contempladas en el plan de reordenamiento territorial.

Así que ahora se elabora una actualización, que incluirá la creación de centros de salud, vías alternas y señalética.

También se va a impulsar un proyecto turístico para que las personas que tienen un lote puedan hospedarse en Pedro Vicente Maldonado y no tengan que retornar a Quito. “De esa forma vamos a mover la economía de los cantones”.

El Municipio informó que las urbanizaciones también han generado empleo. 200 obreros trabajaron en la construcción de áreas recreativas y 40, en el mantenimiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (2)