3 de enero de 2021 00:00

Cinco proyectos claves se prolongarán este 2021 en Quito

El Corredor Metropolitano contemplaba una intervención urbanística en La Y, norte. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El Corredor Metropolitano contemplaba una intervención urbanística en La Y, norte. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 36
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Evelyn Jácome
Coordinadora (I)

No fue un año de grandes obras. Desde el inicio del 2020, no estaban contemplados proyectos de magnitud debido a la complicada situación financiera de la Municipalidad.

Entre las prioridades estaban terminar el Metro de Quito (que tiene un costo de USD 2 009 millones), seguir con la repavimentación y arrancar el Corredor Metropolitano, pero la llegada de la pandemia complicó aún más el panorama.

La Alcaldía destinó más de USD 8 millones para atender la emergencia sanitaria, principalmente, con la habilitación del Centro de Atención Temporal Bicentenario, de las brigadas móviles y la compra de pruebas.

Justamente esta última adquisición provocó una polémica por supuestos sobreprecios que aún se investigan.

Proyectos fundamentales como el Corredor Metropolitano quedaron suspendidos. Pese a ser una de las mayores apuestas de la Alcaldía, no ha podido avanzar. Planteaba definir microcentralidades que se ubicarían desde El Labrador hasta Quitumbe, definiendo sistemas de circulación por medio de zonas peatonales, de arbolización, transporte público, nueva edificabilidad, etc.

El año empezó de la mano del ganador del concurso del corredor, se tenía planificado trabajar de forma inmediata en sectores como La Y, la Alameda, el Centro Histórico y la vía férrea del sur de la ciudad.

La consolidación total del proyecto tomaría entre 30 a 40 años, pero había intervenciones que podían realizarse en un menor tiempo.

Otro de los temas que se vieron truncados fue el Estatuto Autonómico. El primer borrador del documento se presentó en febrero de 2020. Planteaba propuestas para una nueva organización de la ciudad y establecía que la urbe cuente con alcaldes menores, además del alcalde principal.

Pese a que barajaba una nueva forma de ver y administrar el Distrito Metropolitano, tampoco registró avances.

Ambos proyectos fueron encabezados por Fernando Carrión, quien se desempeñaba como asesor de la Alcaldía, pero el 18 de junio dio un paso al costado. Justamente la desvinculación de expertos reconocidos, como Carrión, ha debilitado a la administración.

Así lo explica el urbanista y profesor de la Universidad Católica, Hernán Orbea, quien considera que, a pesar de que el alcalde Jorge Yunda empezó el año 2020 con buena aceptación, se ha evidenciado una falta de planificación y problemas en la ejecución.

Sostiene que hace falta un proyecto de ciudad firme y un adecuado equipo de expertos.

Para el analista político Julio Echeverría, el manejo de la ciudad se ve reflejado en las calles: desorden, informalidad e inseguridad.

Sostiene que la Alcaldía debe apostarle a la planificación de mediano y largo plazo con más liderazgo en el manejo de la política municipal. Es clave, dice, abrir una línea de comunicación clara con los actores más importantes como el sector empresarial y la academia.

Para este año, Quito tendrá un presupuesto de USD 569,84 millones, sin contar con el Metro. Debido a la falta de ingresos, la Alcaldía apostará por alianzas público-privadas.

Entre los proyectos que cobrarán fuerza este año están los relacionados a movilidad, salud, descontaminación de ríos y relleno sanitario.

Las campañas de salud continuarán este año

El Centro de Atención Temporal comenzó a funcionar desde el 15 mayo. Tiene una capacidad para 370 camas y actualmente se encuentran funcionales 100.

El mayor porcentaje de ocupación se presentó entre las últimas semanas de junio y agosto cuando se recibía un promedio de 70 pacientes semanales.

Hasta la fecha se han reportado 1 101 ingresos. Las carpas de triaje empezaron el 22 de julio y las brigadas móviles, el 3 de agosto. Hasta el momento entre ambas se ha atendido a 65 163 personas. En las dos modalidades se han hecho 43 769 pruebas y se han detectado 8 897 casos positivos.

Este año, se mantendrán las campañas de salud y prevención. El Municipio inició el proceso para la contratación del servicio de diagnóstico molecular de covid-19.

La calidad del servicio de transporte se controlará

La aprobación de la Ordenanza para crear el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) no solo fijó una tarifa técnica de USD 0,35. Normó también la implementación del Sistema Integrado de Recaudo y estableció la firma de una adenda al actual contrato de operación de los transportistas donde constan parámetros de calidad que deberán cumplirse para que se concrete el alza del pasaje.

Este año se realizará la reestructuración de rutas y frecuencias y el cumplimento de los índices que permitan mejorar el servicio.

La normativa además fijó la tarifa del Metro (USD 0,45), lo que es un paso para la selección del operador. Será clave finalizar las pruebas de los trenes y encontrar el mecanismo de contratación adecuado. La obra física será entregada en el primer trimestre.

La segunda fase de repavimentación arrancará 


El plan de repavimentación Km a km se inició con varios frentes de obra en septiembre de 2019. Hasta el momento se ha intervenido en 141 km (187 barrios), es decir, en 100 calles de las cuales 32 eran de tierra. Según la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), el virus complicó el avance. Hasta el momento se han invertido USD 41 millones. Se tiene planificado este 2021 iniciar con la segunda fase del plan con 100 kilómetros, según anunció el Alcalde.

La Epmmop tiene previsto lanzar varios procesos de licitaciones que se pagarán con bonos del Estado. Planifica comenzar con un primer paquete de obras con una inversión que bordea los USD 23 millones.

Plan para descontaminar ríos buscará financiamiento 

Para la descontaminación de los ríos es clave el proyecto Vindobona. Agua de Quito cuenta con licencia ambiental para su construcción, operación y mantenimiento y se encuentra en la etapa de búsqueda de inversionistas. Se analizan dos opciones: financiamiento no reembolsable del Fondo Verde, y financiamiento público y privado.

La licencia permite la ejecución de los túneles que interceptarán las aguas: Tola-Vindobona y San Antonio-Vindobona, las centrales hidroeléctricas y la planta de tratamiento de aguas residuales. Costará USD 900 millones.

Se asignaron 63 millones para que en 30 meses se construya un túnel de La Tola al El Batán para impedir descargas al Machángara.

Procesos de separación y reciclaje se impulsarán 

En octubre de 2020, el cubeto nueve del relleno sanitario de El Inga cumplió su vida útil, pero la administración de la Emgirs no inició a tiempo la construcción de un cubeto nuevo, lo que complicó el tratamiento de la basura.

Como parte de un plan de emergencia, la empresa debió buscar espacios disponibles para poder tratar los residuos mientras se habilita el cubeto 10, cuya construcción se llevó a cabo bajo emergencia. Con ese cubeto, el relleno durará cuatro años más, por lo que es urgente cambiar el modelo.

A inicios del 2021 se lanzará un proceso, de alianza público-privada, para que con inversión extranjera se desarrollen proyectos que permitan procesos de separación y reciclaje.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (27)