7 de September de 2009 00:00

El proyecto Coca Codo Sinclair cuesta USD 1 970 millones

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN




Redacción Negocios

Ecuador llegó a un acuerdo para que la constructora china Sinohydro emprenda la obra de ingeniería más importante del país a un costo de  USD 1 970 millones.

Así lo indicó ayer el ministro de los Sectores Estratégicos, Galo Borja, en conversación telefónica con este Diario.

La firma china levantará  la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, ubicada en Napo.

La obra generará 1 500 megavatios de energía, suficiente para encender a la vez   unos 16 millones de focos de 100 vatios y abastecer de energía al 75% del territorio nacional. 
 
El funcionario indicó que el contrato con la empresa  asiática se firmará a finales de este mes.

Pero  USD 1 970 millones no es el costo definitivo del proyecto, pues el Gobierno aún debe negociar las condiciones del crédito con el Ex-Im Bank de China.

El 14 de septiembre próximo llegará al país una misión de esa institución para iniciar la negociación del crédito que financiará el 85% del valor de la obra.  Es  decir, que el costo de la central  aún pudiera incrementarse debido a los costos de financiamiento adicionales que implicará el crédito.

En el estudio “Análisis de Sensibilidad sobre la Potencia Instalada” de enero del 2009, realizado por la consultora italiana Electroconsult  se determinó que los costos directos de construcción por las obras civiles, equipamiento y gastos administrativos alcanzan USD 1 503 millones.

“Es decir, habría un incremento de USD 467 millones, es decir  31% más frente a lo inicialmente presupuestado”, según el ex técnico del Inecel Ricardo Buitrón.

Pero Borja cree  que la negociación es conveniente para el país. “Una obra de la mitad de la capacidad de la nuestra en Perú está costando casi lo mismo”, dijo.

A las críticas sobre el costo se suma la falta de estudios.

En 1992  el ex Inecel  definió como “la más óptima” una planta de 859 MW,  por USD 800 millones. La  propuesta de 1 500 MW no tiene estudios definitivos.

El Centro Nacional del Control de la Energía (Cenace), en un análisis presentado en mayo de 2008 en un seminario  en Salinas, advirtió algunos riesgos. Según este estudio,  en épocas de grandes lluvias, la planta generaría casi a plena capacidad, pero en los meses de pocas lluvias, de octubre a febrero, existe la probabilidad de que la producción de energía  caiga en  un 80%.

El ex asambleísta León Roldós señala que tampoco se ha aclarado la participación de la  argentina Enarsa, que tiene el 30% de acciones en el proyecto. Según dice, se beneficiará del 30% de  utilidades, sin dar capital. “Dará una garantía para el crédito chino, pero lo que tenía que  dar es  efectivo”.  

Buitrón  cuestiona el retraso del proyecto. “Los 33 meses que ya han pasado de este Gobierno habrían sido suficientes para que el país disponga  de los estudios definitivos del proyecto”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)