22 de febrero de 2019 00:05

En siete provincias se registran los daños más graves por las lluvias

Los habitantes de las parroquias La Unión y Pueblo Nuevo limpiaban ayer sus viviendas que se inundaron.

Los habitantes de las parroquias La Unión y Pueblo Nuevo limpiaban ayer sus viviendas que se inundaron. Foto: Cortesía Prefectura de Manabí

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 6
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Varias redacciones (I)

Manabí, Los Ríos, El Oro, Guayas, Esmeraldas, Tungurahua y Morona Santiago son las provincias más afectadas por la temporada invernal. En ellas se ha producido la mayor cantidad de damnificados y afectados y más viviendas dañadas, según el último informe del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (ver gráfico).

Alexandra Ocles, titular de esa entidad, informó que la situación más grave se presenta en la zona rural del cantón Santa Ana, en Manabí, por el desbordamiento de los ríos.

Durante un sobrevuelo que hizo ayer sobre las parroquias La Unión y Pueblo Nuevo se observaron serios daños en las viviendas y las plantaciones de los campesinos. Las zonas quedaron inundadas la noche del martes y la madrugada del miércoles 20 de febrero de 2019, por la crecida de los ríos y quebradas.

Tras el recorrido de ayer se estableció que los cultivos de arroz, maíz y cacao fueron muy afectados.

El agua anegada había bajado ayer de nivel, por lo que fue posible acceder a las comunidades para evaluar su situación, informó la Ministra.

Fuente: Servicio de Gestión de Riesgos y emergencias


Por esas mejores condiciones fue posible entregara yer asistencia humanitaria a los habitantes de las dos parroquias, mientras se realizaba la limpieza de sus propiedades que quedaron con el lodo y agua represados.

Los funcionarios de Gestión de Riesgos, junto con Ocles, llevaron kits de alimentos y de artículos de aseo personal para las familias damnificadas.

Según un informe de Gestión de Riesgos, un total de 1 200 personas fueron afectadas y 300 viviendas están dañadas por las inundaciones.

Las fuertes precipitaciones, de más de cuatro horas, hicieron que los caudales de los esteros La Maroma, La Cumbre, Plátano y La Segua se salieran de su cauce. Estas aguas desembocaron con fuerza al río Pucón, que en poco tiempo se desbordó hasta inundar La Unión y Pueblo Nuevo.

Gestión de Riesgos también llevó ayuda a las familias que fueron trasladadas a los albergues que se montaron en la iglesia y en el edificio del Gobierno Parroquial.

El prefecto Mariano Zambrano recorrió las zonas afectadas. Ahí anunció que se movilizó maquinaria y se empezó a retirar lodo y palizadas. A su vez, se enviaron tanqueros con agua potable para ayudar a las familias albergadas.

En la provincia de Los Ríos se registraron ayer inundaciones en varios sectores de la ciudad de Babahoyo. Cuatro horas de lluvias afectaron a las zonas bajas del cantón, lo que derivó en la acumulación de agua en las calles céntricas.

Víctor Ortiz, habitante del sector 27 de Mayo, aseguró que en el lugar hay zonas bajas que se inundan por el mal funcionamiento de las alcantarillas. Se quejó de que varios de sus vecinos arrojan basura a las calles, lo que abona al taponamiento de las alcantarillas.

Ramón Larenas, director de Gestión de Riesgos del Municipio de Babahoyo, pidió colaboración a la ciudadanía para que los desperdicios sean depositados en lugares específicos. Luego de cinco horas, el Cabildo determinó que se registraron personas evacuadas y que las aguas desfogaron.

En Guayas, los problemas se presentaron esta semana en Guayaquil. Las lluvias generaron el colapso de parte de una casa en el suroeste de la ciudad y 17 personas fueron evacuadas. Tras el terremoto de abril del 2016, el inmueble fue declarado en riesgo.

El sismo también causó una grieta en una vía de Mapasingue, en el norte de la ciudad. Las recientes lluvias originaron el hundimiento de la vía y seis viviendas cercanas fueron deshabitadas. 21 personas permanecen en casas de familias acogientes.

La Prefectura realiza por ahora trabajos preventivos para mitigar las inundaciones.

En el cantón Palestina se reforzó el muro de contención en las riberas del río Daule, en el acceso al recinto San Jacinto. La maquinaria también removió grandes cantidades de lechuguines que cubrían el estero El Salto, en la parroquia El Laurel del cantón Daule.

Hacia el sur, en el cantón Santa Rosa (El Oro), el sector Nueva Esperanza se inundó parcialmente. Una familia abandonó su casa debido a la anegación. El Cuerpo de Bomberos colaboró con la evacuación del agua.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología informó que las lluvias se intensificarán desde hoy en la región del Litoral; y también habrá tormentas eléctricas.

Las precipitaciones tendrán una mayor incidencia en el este de Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Guayas y El Oro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)