6 de agosto de 2020 10:29

Vecinos de los barrios Buenos Aires y María Guadalupe se tomaron la avenida Simón Bolívar

Cerca de 300 personas cerraron en la avenida Simón Bolívar para protestar porque no tienen servicio de agua potable hace más de 15 días. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Cerca de 300 personas cerraron en la avenida Simón Bolívar para protestar porque no tienen servicio de agua potable hace más de 15 días. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una fuerte congestión vehicular se produjo en diferentes tramos de la avenida Simón Bolívar, oriente de Quito, a partir las 07:00 de este jueves 6 de agosto del 2020.

Una ocurrió en sentido norte-sur desde el ingreso a los barrios Triángulo de Piedra, María Guadalupe y Buenos Aires, 500 metros más arriba del intercambiador con la autopista General Rumiñahui. Cerca de 300 personas cerraron la vía para protestar porque no tienen servicio de agua potable hace más de 15 días. Indignadas, cerraron la avenida con el argumento de que no tienen respuestas de las autoridades.

“No nos solucionan el problema, no tenemos el líquido vital”, indicó Carmela Aján. Ana Choloquinga del barrio María Guadalupe manifestó que hay niños y adultos mayores que sufren por la falta del servicio.

“¡Queremos agua! ¡queremos agua!”, gritaban mientras eran vigilados por más de 30 agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO). En esos barrios viven cerca de 500 familias de escasos recursos, cuyos integrantes subsisten de pequeños negocios y la albañilería.

Los policías despejaron la zona rápidamente y la circulación en la Simón Bolívar se abrió antes de las 8:00. Sin embargo, los moradores de esos sectores indicaron que seguirán pendientes y, si continúan con los problemas de falta de agua potable, retomarán las protestas.


Otras congestiones en la vía



Fuerte tráfico vehicular se registró en esa misma vía, en sentido sur-norte, un kilómetro más arriba del acceso a la Ruta Viva, a la altura de Santa Rosa.

Un motociclista se accidentó y quedó tendido sobre la calzada. A las 8:30, una ambulancia llegó para atenderlo. Agentes metropolitanos de tránsito cerraron un carril de circulación por seguridad y se formó una fila de aproximadamente un kilómetro. De igual forma, 500 metros más arriba del puente de Guápulo, un bus de servicio urbano se dañó y obstaculizó el paso de los automotores. Más de 40 minutos se demoró la grúa en retirar al vehículo de ese sector.

Una larga fila de carros se formó allí desde el ingreso a la Ruta Viva en sentido sur-norte. Se movilizaban lentamente mientras las autoridades atendían la emergencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)