Deportistas y autoridades lamentan el asesinato de Á…
Población estudiantil venezolana está presente en 19…
La inseguridad preocupa a los vecinos de La Carolina
La conservación de bienes del patrimonio no despega …
La vacuna anticovid-19 también divide a familias
La precariedad del trabajo remunerado del hogar se p…
El atleta olímpico Álex Quiñónez fue asesinado en Guayaquil
Presidente Lasso viajará a España a principios de no…

La protesta de los informales empezó

Redacción Sierra Centro

Cientos de comerciantes que venden caramelos, helados, periódicos, frutas… en las calles y en las paradas de buses de Ambato marcharon ayer por el Centro de la ciudad. Se reunieron a las 10:00, en la avenida Cevallos y Unidad Nacional.

Llevaron carteles en los cuales se leía: “Aprobación de la Ley. Urgente”, “Basta de impuestos”, “No a las patentes municipales”, “Exigimos el derecho al trabajo”…También repartieron hojas volantes  con consignas en contra del Gobierno.

Antes de que se inicie la movilización, los dirigentes de las asociaciones de comerciantes informales Paso Lateral, Santa Clara, Quebrada Seca, Unión, Libertad y otras explicaron a sus compañeros que la Ley de Defensa de los Comerciantes Minoristas, Trabajadores Autónomos y Microempresarios busca que los vendedores obtengan créditos a bajo interés.

También exige la afiliación al Seguro Social, no pagar impuestos y el respeto a los puestos de trabajo ubicados en las plazas y mercados.

María Llaulla vende bebidas en los buses interprovinciales desde hace 15 años. Tiene tres hijos y a diario gana USD 8, de los cuales USD 4 gasta en leche, pan, arroz y fideo para preparar el almuerzo y el desayuno.

“Trabajar en la calles es difícil. Subo y bajo de los carros desde las 07:00 hasta las 16:00. Yo quiero progresar, que el Banco Nacional de Fomento me extienda un préstamos para montar mi negocio propio”.

La vendedora anunció que la marcha de ayer fue la primera que realizó en el país. Según ella, en todas la ciudades hay más de 1 600 000 informales.

Desde el próximo martes instalarán carpas frente a las gobernaciones de varias provincias y  organizarán otras marchas.

El propósito es que la Comisión de los Derechos de los Trabajadores y Seguridad Social apruebe en segundo debate la Ley que fue presentada el año pasado. Las movilizaciones serán coordinadas por la Confederación Nacional de Comerciantes Minoristas Autónomos.

Mónica Ajitimbay contó que está cansada de los operativos que realiza la Policía en Ambato. A diario recorre el centro de la ciudad con dos canastos de claudia, peras y uvas. “El Municipio no quiere que estemos en las zonas regeneradas. Si vamos por la Cevallos, Sucre o la Quito nos decomisan el producto”.

Esta vendedora sabe que la Ley también determina sanciones a quienes confisquen la mercadería. “Conocemos todos los artículos de la Ley. El Gobierno está trabando la aprobación de la Ley”, añade.

Su comadre, Rita Valverde, agregó que protestará frente a la Asamblea si los dirigentes de la Confederación lo solicitan. Ella oferta habas tostadas en los buses intercantonales.  “La Ley determina beneficios que son justos. Iremos hasta Quito para exigir a los asambleístas que la aprueben”.

En la marcha de los comerciantes, además, participaron los maestros y los dirigentes estudiantiles de la Universidad Técnica de Ambato. La movilización recorrió la avenida Cevallos. Según datos de la Policía, asistieron unas 900 personas.

Cerca de la Gobernación de Tungurahua, frente al parque Montalvo, 20 policías impidieron que los manifestantes siguieran con la marcha. Esto causó disturbios. 36 jóvenes fueron detenidos provisionalmente.

Una delegación conformada por los representantes de los comerciantes informales, profesores y estudiantes pidió conversar con el gobernador Juan Francisco Mora.

En la reunión, Mario Mayorga, vicepresidente de la Confederación de Comerciantes, explicó que el gremio se reunió el martes pasado en Ambato para analizar los artículos de la Ley.

“Pedimos un trato digno e igualitario. Los vendedores ambulantes son maltratados. Esperamos que el Gobernador dialogue con los asambleístas de País para que pidan que este tema sea tratado en la Asamblea”.

Mora aseguró que estas inquietudes serán comunicadas y pidió que en el futuro las protestas no se vuelvan agresivas. “Es preferible el diálogo”.

Reacciones

Pedro Pérez, vendedor

La Asamblea tiene que aprobar la Ley

Vendo helados desde hace 15 años cerca de la parada de los buses intercantonales, en el oriente de Ambato.

Luego de varios años de lucha se logró presentar esta Ley, que por primera vez establece que el Estado nos proporcione créditos a bajo interés y, sobre todo, garantiza nuestro trabajo en la calle.

La Constitución determina el derecho al trabajo y que los espacios son públicos. Por eso no entendemos por qué la Asamblea debate otras leyes y no prioriza esta Ley que beneficiará a miles de ecuatorianos.

Mauricio Molina, analista

Los vendedores deben fomentar el diálogo

En CorpoAmbato, una organización de desarrollo que presido, se ha gestado en los últimos años proyectos para que el Municipio norme el comercio informal. Esto es un problema en todas las ciudades.

Sin embargo, considero que organizar movilizaciones no es correcto. La Ley tiene que ser debatida con los representantes de los cabildos y los vendedores.

Con esto, se pueden establecer acuerdos para que estas entidades y el Gobierno apoyen programas de emprendimiento, asociatividad… que es la plataforma de esta lucha.

Suplementos digitales