7 de marzo de 2019 10:31

Dos de los protagonistas del fraude del buen samaritano se declaran culpables

Kate McClure y Johnny Bobbit se declaran culpables por estafa en Estados Unidos. La pareja simuló una recaudación de fondos en favor del 'buen samaritano' y empleó el dinero en gastos propios. Foto referencial: Pixabay

Kate McClure y Johnny Bobbit se declaran culpables por estafa en Estados Unidos. La pareja simuló una recaudación de fondos en favor del 'buen samaritano' y empleó el dinero en gastos propios. Foto referencial: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Kate McClure y Johnny Bobbit, dos de los tres protagonistas del fraude conocido en Estados Unidos como el del buen samaritano, se declararon este jueves 7 de marzo del 2019 culpables de todos los cargos, por lo que se enfrentan a una condena de hasta 20 y 10 años de prisión, respectivamente, informaron medios locales.

La historia se remonta a finales de 2017, cuando Bobbit, un veterano de las Fuerzas Armadas que vivía en la calle, supuestamente ofreció sus últimos 20 dólares a McClure, cuyo coche se había quedado sin gasolina en una oscura carretera ya entrada la noche.

La mujer, con ayuda de su por entonces pareja, Mark DAmico, divulgó la historia a través de las redes sociales y ambos comenzaron una campaña para recaudar fondos para Bobbit, quien, según dijeron, atravesaba una mala racha debido a sus problemas de adicción.

La campaña en favor del presunto "buen samaritano" llegó a recaudar cerca de USD 400 000.

Sin embargo, los tres implicados pronto comenzaron a discutir sobre estos fondos ya que, según denunció el veterano, la pareja se negaba a hacerle entrega de la totalidad del dinero recaudado.

La pareja alegó entonces que había optado por fraccionar el pago para evitar que Bobbit se entregara a una espiral de desenfrenos y drogas, en vez de acudir a una clínica de rehabilitación, como había dicho que haría.

Pronto se supo, no obstante, que la pareja había empleado parte del dinero para gastos propios, por lo que comenzó una investigación policial que acabó desenmascarando toda la trama.

Según han confirmado McClure y Bobbit este jueves, el episodio del coche nunca tuvo lugar y fue todo un montaje orquestado con el propósito sensibilizar a la población con el objetivo de que aportaran fondos a la campaña publicada en la web GoFundMe.

Al conocerse la estafa, el portal anunció que devolvería a todos los donantes su dinero.

En la vista celebrada hoy en un tribunal del condado de Burlington (Nueva Jersey), McClure, de 28 años, se declaró culpable de los cargos de conspiración para cometer fraude, por lo que el próximo 19 de junio podría ser condenada a una pena de hasta 20 años de prisión y al pago de una multa de USD 250 000.

En esta misma audiencia, Bobbit, de 36 años, se declaró culpable del delito de lavado de dinero, por lo que se enfrenta a una pena de hasta 10 años de cárcel y a una multa similar a la de su cómplice.

No se presentaron cargos federales contra el tercer miembro de la trama, DAmico, sin embargo, los tres deberán someterse a un proceso judicial paralelo por supuesto delitos estatales en el que se enfrentarán a cargos por hurto con engaño en segundo grado y por conspiración para cometer hurto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)