23 de marzo de 2020 00:00

Problemas en la distribución de alimentos

En el mercado Mayorista de Ibarra hay productos para distribuir a escala nacional

En el mercado Mayorista de Ibarra hay productos para distribuir a escala nacional. Foto: Washington Benalcazar / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Varias redacciones. (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La exigencia del salvoconducto, la falta de compradores y la restricción para la circulación de vehículos, de acuerdo con el último número de la placa, impiden llegar a los productores y comerciantes a las ferias en los mercados mayoristas de Ibarra y de Riobamba.

En Ambato, el cierre de este centro de expendio, el más grande de la región central, provocó inconvenientes para los agricultores que se quedaron con una parte de las legumbres, hortalizas y frutas.

Mario Mayorga, presidente de los Comerciantes del Mercado Mayorista, contó que al menos 1 700 de los 2 000 comerciantes que cada semana compraban para abastecer las plazas y mercados de Quito, Guayaquil, Puyo, Babahoyo y otras urbes del país no arribaron el viernes a la feria, que se hizo en las avenidas cercanas al mercado Mayorista.

Un informe difundido por la Administración del Mercado Mayorista detalla que desde este centro de acopio, en cada feria, salen 3 000 camiones para abastecer de productos a escala nacional.

Luis Yansaguano, administrador del centro de acopio, dijo que el Comité de Operaciones de Emergencia Cantonal decidió cerrar sus puertas para evitar que se convirtiera en un foco de infección. En cada feria de los lunes, miércoles y viernes ingresan 15 000 compradores, 5 000 conductores y más de 2 000 comerciantes que llegan de Guayas, Manabí, Azuay, Imbabura, Pastaza, Chimborazo y otras provincias del país.

Eso obligó a los productores y compradores que acudieron a realizar sus actividades al aire libre. María Fuentes, productora de legumbres, arrendó una pequeña bodega en la avenida Julio Jaramillo, cerca del Mayorista, para ofrecer más de 500 cartones y cajas de tomate de árbol, pepinillo, aguacate y zuquini. Sin embargo, hasta el mediodía del viernes apenas vendió el 60%.

En la otra vereda, Norma Ortiz se unió a tres comerciantes y alquilaron un camión para llevar las legumbres y hortalizas al mercado Montebello, en Guayaquil. Enviaron papas, cebollas blancas y paiteñas, zanahorias y otros productos. “Por el coronavirus casi no quieren viajar, estamos pagando USD 500 por el flete. Creo que vamos a dejar de ir”.

En Imbabura, a pesar de que no hay desabastecimiento, las transacciones en la última feria del jueves pasado se redujeron un 20%. Se calcula que en todas las áreas, las ventas alcanzan los USD 2,5 millones cada día de feria, los lunes y jueves.

Iván Lara, gerente de la Empresa Mercado Mayorista, mencionó que a este centro arriban negociantes de Quito, Ambato, Riobamba, Guayaquil y Santo Domingo. Normalmente, adquieren tomate riñón, fréjol, papas, frutas y otros productos que son cultivados en Imbabura y Carchi.

Uno de los 700 comerciantes del Mayorista es Carlos Echeverría. Él adquiría entre 800 y 1 000 quintales de papa en cada feria y los despachaba de inmediato. Sin embargo, desde el jueves último no pudo vender y tenía represados 1 000 quintales. Incluso, aseguró que el precio de la variedad superchola se redujo de USD 14 a 11, por la falta de compradores.

En Chimborazo, los técnicos de Agrocalidad incrementaron los controles sanitarios a los camiones que transportan legumbres, hortalizas y productos lácteos.

Esa provincia abastece a los mercados de varias ciudades de la Costa, especialmente de Guayaquil, con hortalizas de ciclo corto como tomate riñón y lechuga. Además, cerca de 425 000 litros de leche, que representan el 85% de la producción total de la provincia, se distribuyen a empresas de lácteos de Pichincha y Guayas.

“Somos un proveedor fuerte y de abastecimiento clave, por eso estamos articulados para vigilar la cadena productiva y garantizar el abastecimiento”, comentó Álvaro Delli, director distrital del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de Chimborazo.

Los transportistas recibieron instrucciones sobre las medidas básicas de protección para evitar contagiarse con el coronavirus, como el uso de mascarillas y guantes. “Hemos tenido dificultades en algunos controles, por el cambio en los formatos del salvoconducto. En los mercados las ventas están bajas y algunas empresas de queso frenaron su producción, por lo que el consumo de leche bajó”, dijo Marlon Asqui, transportista.

Según Delli, 12 000 agricultores que cuentan con el carné del MAG podrán circular con esa credencial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)