20 de June de 2009 00:00

Proaño se interna en los Llanganates

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura
cultura@elcomercio.com

Por debajo de la ola mediática que levanta el premio Rómulo Gallegos, cada dos  años,  llegó hace pocas semanas una buena  noticia :  uno de los siete finalistas del   prestigioso premio era un autor ecuatoriano.



Clave biográfica
Nació en Cuenca   el 20 de enero de 1944 .   Fue miembro del grupo de los Tzántzicos. En 1965  fundó, junto con Alejandro  Moreano y Ulises Estrella, la  recordada  revista  La Bufanda del Sol.
En 1984    publicó su libro de cuentos ‘Oposición a la Magia’,  que antes  había obtenido una mención en  el concurso  de relatos convocado por la Revista Plural de México.
Ha publicado, además, los libros  ‘La doblez’, ‘ El otro lado de las cosas’, ‘Historia de disecadores’, entre otros.  Ahora acaba de dar a la luz su reciente novela,  ‘El sabor de la condena’, bajo el sello  editorial  El Conejo de su amigo y compañero de generación   Abdón Ubidia.Era  Francisco Proaño Arandi, quien  llegó a ese  renombrado espacio literario  gracias a  su novela  ‘Tratado del  amor clandestino’.
Una síntesis -a decir de varios avisados  lectores- de sus temáticas  y del estilo que ha forjado en más de tres décadas de constante  escritura.
 
En sus inicios, Proaño se integró,  como todo inquieto joven literato de  los sesenta, al movimiento de los reductores de cabezas, los  Tzántzicos.

Más tarde, con la novela ‘Antiguas caras en el espejo’, se ganó el reconocimiento  de la crítica  y de los lectores ecuatorianos.
Aquella novela, piensa el escritor  Modesto Espinosa,  marcó el inicio de una escritura sostenida, mesurada, fiel a sí misma.

“Luego, con ‘El otro lado de las cosas’, su escritura  alcanzó su estilo  y temática propias. Sus creaciones están  marcadas por la presencia de la ciudad  antigua, de las casas  viejas, llenas de rumores  y fantasmas, y de aquellos personajes que las habitan”.

En ese sentido ‘Tratado del amor clandestino’  es al mismo tiempo  una confirmación  y una  aventura. A decir de Antonio Correa Losada,  quien editó esta  novela en la publicación que hizo el Consejo Provincial de Pichincha el año pasado, “se trata de una especie de síntesis o resumen de la narrativa  de Proaño Arandi y en ese sentido  es una de sus obras más importantes”.

Algunas críticas han identificado su ritmo moroso  y su riqueza  léxica como manifestaciones de una escritura barroca. “Su fuerza -sigue Correa Losada- descansa en la potencia para describir los paisajes  y los entornos como si fueran personajes”.
 
Y el entorno tiene mucha  relación con el nacimiento de sus historias, según cuenta él mismo. “Los entornos sugieren  los personajes.

En esa casas antiguas viven las historias”.  Para que esas historias se vuelvan una novela en la sensibilidad del autor, precisan de un 0procedimiento interior particular.

 “Mis historias han nacido  siempre como dos ideas (o grupos de ideas contrapuestas) que, en algún momento, necesitan encontrarse  e imbricarse. Esa imbricación es la  trama de la novela”. La historia de su ‘Tratado...’ es un ejemplo fiel de ese procedimiento narrativo  interno.

Se trata de la narración, en primera persona, de un hombre que fue   abandonado por su padre a los 9 años. Y de la búsqueda  que,  luego de 20 años, emprende este hombre para encontrar  la huella paterna.

Ese periplo lo llevará a uno de los  lugares más remotos y enigmáticos del país:  los Llanganates. La exploración externa es mínima, solo la necesaria para mantener el hilo de sus recuerdos, desplegados con un diapasón detallado  y moroso.  El narrador  pinta su memoria en este ritmo: “Reveo el movimiento, el regreso irreversible del rostro, su perfil ancestral, mientras que, a la vez, royendo el silencio, crece, mínimo y seco, el crujir antiguo de la mecedora, tu mecedora...”.   Al final, la novela da un brusco  giro argumental cuando  se conocen los motivos y los resortes emocionales del padre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)