Refuerzo de Pfizer aumenta 20 veces el nivel de anti…
Dos hospitales de Esmeraldas llevan cuatro días sin …
30 días para que la CC resuelva acción extraordinari…
Discusión en chat de padres terminó en golpes; un ho…
EE.UU. alerta de récord de pasajeros con armas en ae…
Obama anuncia la construcción de su biblioteca y mus…
EE.UU. decidirá la extradición del expresidente peru…
Volcán tiene nueva boca y mayor explosividad; evacua…

Esposo de Lisbeth Baquerizo, señalado por el crimen perpetrado en diciembre, tiene prisión preventiva pero está prófugo

La Fiscalía del Guayas presentó este 11 de febrero del 2020 cargos por femicidio en contra del esposo de Lisbeth Baquerizo, un familiar de él y el empleado de una funeraria de Guayaquil.   Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

La Fiscalía del Guayas presentó este 11 de febrero del 2020 cargos por femicidio en contra del esposo de Lisbeth Baquerizo, un familiar de él y el empleado de una funeraria de Guayaquil. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

La Fiscalía del Guayas presentó este 11 de febrero del 2021 cargos por femicidio en contra del esposo de Lisbeth Baquerizo, un familiar de él y el empleado de una funeraria de Guayaquil. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Después de 56 días del asesinato de Lisbeth Baquerizo, la Fiscalía del Guayas presentó este 11 de febrero del 2021 cargos por femicidio en contra de su esposo, un familiar de él y el empleado de una funeraria de Guayaquil.

Los dos primeros quedaron con prisión preventiva y el empleado de la funeraria recibió una medida sustitutiva que consiste en presentarse periódicamente en la Fiscalía.

La acusación detalla que Baquerizo, de 30 años, fue asesinada el 21 de diciembre y que su esposo, con ayuda de los otros dos sospechosos, trató de fingir una muerte accidental.

Esa noche, la madre de la víctima, Katy Muñoz, recuerda que recibió una llamada de su consuegro, quien le comentó que su hija había caído por las escaleras de su casa, en Guayaquil. Al llegar a la vivienda, encontró el cuerpo de su hija al final de la escalera y en la cabeza había un charco de sangre.

Pero en la autopsia se descubrió que Baquerizo murió por golpes en su cuerpo y por una herida contusa y corto punzante en la parte superior de la cabeza, que fue pegada con una sustancia y tapada por su cabello. También tenían moretones que fueron cubiertos con maquillaje.

Las investigaciones revelaron que el funcionario de la funeraria había llegado a las 17:00 del 21 de diciembre, pero la noticia del falso accidente se divulgó a las 23:00.

Los testimonios de los amigos de Baquerizo también sirvieron para fundamentar la acusación. Ellos informaron que la joven era víctima de maltrato por parte de su esposo, con el que tenía un año de casada.

Ahora, el esposo es oficialmente buscado por la Policía, pero él habría abandonado el país el 29 de diciembre, con rumbo a Colombia, según la madre de la víctima.

Por otro lado, la familia del esposo ha señalado que hay un linchamiento en su contra. Su abogado Alexander Espinales ha indicado que su cliente no se presentará ante la Fiscalía mientras su vida y la de familia corran peligro.

Además, dijo que la madre de Baquerizo fue quien rechazó que se haga la autopsia y no los familiares políticos. Con la formulación de cargos, el caso entra en una fase de investigación pública que durará 90 días.

Suplementos digitales