Aplazan publicación de nuevos documentos sobre asesi…
Exmarine desarmó en segundos a hombre que intentó r…
Policía halló 25 casquillos en el sitio donde fue as…
Romo, Sonnenholzner y Hervas participaron en los Con…
Crisis, Pandora y descontento, la bomba que Guillerm…
Protestas contra certificado covid reúnen a 40 000 p…
Capturan al jefe del ‘Clan del Golfo’, e…
‘Actuación del CNE fue transparente’ dic…

La previsión es positiva

El experto en el sector automotor, Pablo Ordóñez, realiza una visión cruda del mercado ecuatoriano. Según él, el ‘boom’ que se ha dado  es inusual  para un país como Ecuador, y  más bien es algo típico de los países desarrollados.

“Ningún mercado, por más desarrollado que sea, permite un crecimiento sostenido de más de cinco años de la industria automotriz. Eso se dio en el país y ahora es tiempo de que se haya dado una contracción natural, ni siquiera tomando en cuenta las medidas del Gobierno y la crisis mundial. Era normal que la contracción se haya dado”. 

Desde 2005, el país ha experimentado un alza sostenida, con más de 80 000 vehículos vendidos cada año, hasta llegar ala cifra récord de 112 000 registrado el año pasado.
 
No obstante, la medida de salvaguardias interpuesta en enero del año pasado ha elevado el precio de los vehículos, ya que deben pagar aranceles adicionales. A eso se suma que el CKD para la producción nacional debe pagar el 3% por una medida adicional de salvaguardia cambiaria interpuesta desde agosto de este año.

“Obviamente, las marcas más afectadas son las que importan vehículos. Aunque para el próximo año, como industria, esperamos vender entre 85 000 y 90 000 vehículos”.

Suplementos digitales