17 de julio de 2018 17:41

Presupuesto de las elecciones del 2019 ocasionó el rompimiento de los vocales del Consejo Nacional Electoral

Este martes 17 de julio del 2018, el pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio (Cpccs) debe emitir la resolución final, referente al proceso de evaluación a los vocales del CNE. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Este martes 17 de julio del 2018, el pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio (Cpccs) debe emitir la resolución final, referente al proceso de evaluación a los vocales del CNE. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Durante la tarde y noche de este martes, 17 de julio del 2018, se define el futuro de los cinco vocales del Consejo Nacional Electoral (CNE). El pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio (Cpccs) debe emitir la resolución final, referente al proceso de evaluación a los vocales del CNE.

En la audiencia pública, en la que los cinco consejeros electorales expusieron sus alegatos de descargo, la vicepresidenta del CNE, Ana Marcela Paredes, evitó estar en contacto con sus compañeros del pleno. Durante su exposición, Paredes subrayó que en el CNE existe un modelo que responde a lógicas autoritarias, en las que se mantienen “represalias burdas”.

Paredes dijo a EL COMERCIO que la ruptura con los otros cuatro vocales, ocurrió el 23 de marzo pasado, cuando se aprobó el presupuesto y el cronograma para las elecciones del 24 de marzo del 2019.

Ese día, el pleno aprobó, con cuatro votos, un presupuesto de USD 141 millones. Esto representaba un aumento del 3% con relación a las elecciones del 2014, cuando se desarrollaron las últimas elecciones locales. Paredes se opuso a la aprobación de ese presupuesto, por considerarlo excesivo. La vicepresidenta abandonó la sala.

“Eran cifras exageradamente altas y no estaban a tono con el pedido de austeridad que hizo el presidente Lenín Moreno”. Según Paredes, el modelo de gestión del CNE es centralizado y otorga todo el poder de decisión sobre la autoridad nominadora (presidenta). A raíz de ese punto de quiebre, Paredes denunció que tres de sus colaboradores fueron despedidos.

26 días después, en la sesión del pleno del CNE efectuada el 18 de abril, se aprobó reducir USD 22 millones del presupuesto inicial. El monto quedó en USD 119 millones. “El tiempo nos dio la razón y fui la única que se opuso en su momento”, indicó Paredes.

La actual vicepresidenta del CNE está a favor de que los funcionarios públicos sean evaluados. De darse una evantual destitución, Paredes adelantó que no impugnará la resolución del Consejo Transitorio.

La presidenta del organismo electoral, Nubia Villacís, ha evitado pronunciarse sobre este tema, hasta que el Cpccs transitorio emita la resolución final del proceso de evaluación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)