El MSP investiga una presunta muerte por dengue grav…
Productos mineros están en cuarta posición entre las…
Finanzas y AME acuerdan instalar mesas técnicas para…
Los controles a los precios de los productos de prim…
Se derrumba un edificio de departamentos de 12 pisos…
El presidente de Bolivia, Luis Arce, llega a Venezue…
Rescatan a 27 migrantes atrapados en una tormenta de…
En las calles de Otavalo, en Imbabura, se volvió a c…

Presunto extorsionador fue detenido en una estación del Trolebús

Juan Ch. fue trasladado hasta la estación de 'El Recreo', donde fue entregado a la Policía Nacional. Foto: Cortesía Policía Metropolitana.

Juan Ch. fue trasladado hasta la estación de 'El Recreo', donde fue entregado a la Policía Nacional. Foto: Cortesía Policía Metropolitana.

Juan Ch. fue trasladado hasta la estación de ‘El Recreo’, donde fue entregado a la Policía Nacional. Foto: Cortesía/ Policía Metropolitana.

Un presunto extorsionador fue detenido por el personal de Grupo de Apoyo de la Policía Metropolitana, aproximadamente a las 07:00, del 18 de junio del 2015, al encontrarlo en delito flagrante dentro de la Terminal Quitumbe, del trolebús.

Según el parte policial, Juan Ch., de 33 años, se hacía pasar por agente de la Policía Judicial para extorsionar a los pasajeros que se movilizaban en el trolebús. El sospechoso esposaba e intimidaba a las víctimas y les amenazaba con llevarlos detenidos si no le entregaban sus pertenencias.

El presunto delincuente se encontraba junto a dos menores de edad a quienes arrestó por cometer una supuesta infracción dentro de la Terminal Quitumbe. El hombre entregó a los jóvenes a dos miembros de la Policía Metropolitana. En ese momento, uno de los policías reconoció al detenido, pues ya tenían una sospecha sobres las actividades del sujeto.

Juan Ch. fue trasladado hasta la estación de ‘El Recreo’, donde fue entregado a la Policía Nacional para ser trasladado a la Unidad de Flagrancias y continuar con el proceso.

El detenido informó a las autoridades que decidió fingir ser un agente de la Policía porque sus compañeros de trabajo de la compañía de seguridad en la que trabaja le habían comentado que ese tipo de actos les permitía obtener dinero fácilmente.