28 de August de 2012 21:00

Presos amotinados en Perú liberan a últimos rehenes pero mantienen protesta

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los presos amotinados en el penal de Socabaya, en la región sureña peruana de Arequipa, liberaron a los dos trabajadores penitenciarios que aún mantenían en rehenes, pero mantienen sus protestas, informaron hoy medios locales.

Dos trabajadores del Instituto Nacional Penitentenciario (INPE) fueron liberados por los internos de los pabellones D y E de la cárcel, que alberga a unos 1 200 presos.

Antes de ser liberado, uno de los rehenes, identificado como Ángel Lope Castañeda, se dirigió a las autoridades con un megáfono para pedir que no se envíe a la policía antimotines.

"No provoquen a los internos con la policía antimotines por resguardo a nuestra integridad física. Que se retiren los efectivos policiales, la violencia genera más violencia", señaló Lope Castañeda, según mostró el canal N de la televisión local.

Añadió que "los internos están dispuestos a todo" y que "lo único que quieren es dialogar y llegar a acuerdos respecto a sus beneficios penitenciarios, a sus regímenes de vida y respecto a los abusos".

Uno de los presos también usó el megáfono para afirmar que están privados de su libertad, pero no de sus derechos y exigir beneficios penitenciarios y su liberación.

"Lo único que queremos es que nos escuchen y llegar a un buen diálogo tanto con la autoridad y con nosotros mismos", remarcó otro de los amotinados, la mayoría de los cuales se mostraron con los rostros cubiertos con trapos.

Con la liberación de los dos trabajadores penitenciarios, los presos permitieron la salida de las cuatro personas que habían tomado en rehenes al momento de amotinarse, ya que antes fueron puestos en libertad el director del penal, Alberto Caetano Choque, y el subdirector, Fernando Surco Aróstegui.

Una comisión del INPE y de la Defensoría del Pueblo ingresó, posteriormente, hasta el auditorio del penal, donde mantiene una reunión con los cabecillas de los amotinados, con el objetivo de terminar con la protesta.

El director del INPE, Luis Pérez Guadalupe, declaró previamente que el motín se produjo porque el lunes último se realizó una requisa de objetos prohibidos en dos pabellones de la cárcel y por una supuesta molestia por parte de los presos por la reducción de beneficios penitenciarios.

"Este es un penal con casi el cien por ciento de sobrepoblación", afirmó Pérez Guadalupe. EFE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)