12 de September de 2009 00:00

El Presidente retoma el esquema de Montecristi

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política

Las constantes reuniones que mantenía el presidente Rafael Correa con sus asambleístas, mientras funcionaba la Asamblea Constituyente, se reeditarán en este nuevo período presidencial.

Ayer fue la primera de este tipo con los nuevos legisladores, en el Palacio de Carondelet. También asistieron el secretario de Planificación, René Ramírez, y los ministros Ricardo Patiño, Miguel Carvajal, Doris Solís, entre otros.

Desde las 07:30, el Primer Mandatario compartió un desayuno de trabajo con todos los legisladores de Alianza País. La reunión se produjo cuando faltan 32 días para que concluya el plazo constitucional para la aprobación de nueve  de las 11 leyes establecidas en la Primera Disposición Transitoria de la Constitución.

Estas son: de Aguas, de Participación, de Comunicación, de Educación, de Cultura, de Deportes, de Servicio Público, de Registro de Datos y de Descentralización.

El objetivo del encuentro, como ocurrió varias veces en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manta (Uleam), fue coordinar la agenda legislativa y unificar los criterios en varios temas considerados polémicos.

Al iniciar la reunión, el presidente Correa hizo una exposición en la que formuló un llamado a sus coidearios para consolidar el proyecto político. En ese contexto, resaltó la necesidad de mantener un trabajo coordinado, no solo entre el Ejecutivo y el Legislativo, sino también con las autoridades seccionales.

El Mandatario graficó al proyecto como “una mesa de tres patas”, que tienen que funcionar articuladamente. La primera pata que es el Ejecutivo, debe mostrar transparencia, determinación y cumplimiento de lo ofrecido. La segunda sería la Asamblea, que tiene que aprobar una serie de leyes que complementan. La tercera pata son los gobiernos locales, precisó Correa. Comentó que a través de estas instancias se logró conocer las necesidades de cada región.

Cuando la reunión continuó a puerta cerrada y los asambleístas expresaron sus puntos de vista. Uno de los temas de mayor preocupación para los asistentes fue el poco plazo que le queda a la Asamblea para aprobar nueve de las 11 leyes establecidas en la Primera Disposición Transitoria. “Creo que fue un error hablar de 360 días para aprobar las leyes”, comentó Irina Cabezas, primera vicepresidenta de la Asamblea.

Por esta razón acordaron que hasta el martes se presenten los proyectos de ley que aún no ha remitido el Ejecutivo y que son parte del paquete establecido en la Disposición Transitoria. Hasta el martes se presentará la Ley de Cultura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)